La entidad sugirió la aplicación por 365 días para la comercialización de autos, motos, camiones y buses a raíz de la "dramática situación" que atraviesa el sector.

La imagen puede contener: coche y exterior

La Asociación de Concesionarias de Automotores (Acara) solicitó al presidente Alberto Fernández la declaración de la emergencia económico-financiera por 365 días para la comercialización de autos, motos, camiones y buses a raíz de la "dramática situación" que atraviesa la actividad con una caída de hasta 50% de la demanda interna.

Así lo solicitó hoy la entidad mediante una nota elevada al jefe de Estado donde el titular de la sociedad, Ricardo Salomé, describió "la dramática situación económica y financiera en la que se hallan los concesionarios de automotores y motovehiculos, como consecuencia de una baja de 50% en la demanda interna, como así también de una caída de la actividad en los talleres oficiales".

Acara es una entidad que reúne todos los concesionarios del país y cuyo aporte "contribuye al sostenimiento del negocio" como "el principal empleador de la cadena automotriz", destacó el escrito de dos carillas.

"Además de una gran cantidad de socios adherentes, tenemos más de 1.500 concesionarios activos, entre automotores y motovehiculos, empleamos a mas de 75.000 trabajadores de alta calificación, que equivale, a nivel nacional, al 1% del total de puestos de trabajo registrados del sector privado", expresó Acara.