Bolsonaro destacó que en el discurso de asunción el presidente Fernández hizo mención especial a Brasil para trabajar en forma conjunta.

La imagen puede contener: una persona

El mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó hoy que quiere que le vaya bien al gobierno del presidente argentino Alberto Fernández pero en medio de un discurso se equivocó al criticar la designación del nuevo ministro de Defensa, Agustín Rossi, al creer que se trataba de "un general de brigada".

"Le pido a Dios que todo vaya bien en la Argentina", dijo Bolsonaro en un discurso en la sede de la Confederación Nacional de la Industria (CNI), luego de haber sido el primer jefe del Estado brasileño que desde 1989 no acude a una asunción presidencial de un mandatario argentino.

El ultraderechista, que hizo campaña por Mauricio Macri y no felicitó a Fernández tras su elección, bajó el tono de sus dichos y se mostró dialoguista: "Espero que a Argentina le vaya bien, al final de cuenta es nuestro gran socio comercial en Sudamérica".

Bolsonaro destacó que en el discurso de asunción el presidente Fernández hizo mención especial a Brasil para trabajar en forma conjunta. Ex capitán del Ejército, Bolsonaro cometió un error al comentar la designación del gabinete, en especial el Ministerio de Defensa de Argentina, sin tener en cuenta que el diputado Agustín Rossi había asumido, siendo un civil.

"Lamento que para el Ministerio de Defensa hayan elegido un general de brigada, tenía que ser un general de Ejército o un almirante o brigadier. O incluso un civil, en fin, pero eso no va a salir bien así", comentó Bolsonaro, quien no fue advertido por su asesores por el error.

Bolsonaro destacó el viaje a la ceremonia realizado pro el vicepresidente Hamilton Mourao, quien saludó al presidente Fernández y se reunió con Daniel Scioli, futuro embajador en Brasilia. En el discurso, Bolsonaro reiteró que las Fuerzas Armadas "son el último dique para impedir el avance del socialismo" en Brasil y aprovechó para volver a llamar "mocosa" a la activista ambiental sueca Greta Thunberg, de 16 años, quien había fustigado a Brasil por el asesinato de tres indígenas en la selva amazónica.

"Esa mocosa habla y aparece todo el tiempo en nuestra prensa, ella ahora está dando su show", dijo Bolsonaro. Premiado con la medalla del mérito industrial de la CNI, Bolsonaro defendió las reformas de corte liberal en el país y pidió a los empresarios que le pidan cambiar decretos y legislaciones para acelerar procesos económicos. "Soy empleado de ustedes y no al revés", dijo el ex capitán.