Empresarios de distintos sectores celebraron el llamado a la unidad efectuado por el presidente y la convocatoria para el logro de acuerdos.

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) celebró el "llamado a la unidad" efectuado por Fernández, abogó por "el reencuentro de los argentinos luego de tantos enfrentamientos inútiles" y ratificó que "el logro de consensos básicos es un prerrequisito para la superación de las múltiples dificultades que nos aquejan".

La CAC resaltó la convocatoria a los distintos sectores -entre ellos el empresariado- para "el logro de acuerdos que permitan una pronta recuperación económica y social, que no será instantánea ni será fácil".

En este sentido, expresó su "plena vocación para colaborar con las nuevas autoridades en el diseño y puesta en marcha de políticas que permitan superar las dificultades que el país padece, tanto en el marco del Consejo Económico y Social con rango parlamentario recientemente anunciado, como en otro tipo de ámbitos en el que resulte pertinente".

La entidad concuerda con la idea de que "la elevada capacidad ociosa que registran los sectores productivos -entre los que Fernández mencionó al Comercio- constituye un despilfarro que nuestra economía no puede permitirse".

Asimismo, planteó su adhesión a "la importancia de la generación de empleo formal, que debe ser el principal motor de progreso e integración social, lo cual exige una educación de calidad y una permanente y adecuada capacitación de los trabajadores, a n de permitir su inserción laboral".

Por último, celebró que "el traspaso de mando que tuvo lugar este mediodía haya sido la culminación de un proceso electoral ejemplar, caracterizado por el pleno respeto por la legislación vigente, que consolidó las instituciones de la democracia".

En tanto, el empresario textil Teddy Karagozian destacó que el discurso puso "el foco en el desarrollo del país y de los argentinos donde la apertura inteligente signifique crecimiento para los argentinos y no simplemente ser una frase vacía de contenido".

"Poner en marcha fábricas paradas y emplear gente que ha perdido el empleo por la búsqueda de una quimera de pertenecer al primer mundo simplemente como un acto de magia y voluntarismo será una tarea difícil", consideró Karagozian.

"Esperemos que la experiencia de los ministros de producción y el de Economía sirvan para cometer los menores errores posibles y muy rápidamente lograr una reactivación que transforme la esperanza en acción del empresariado argentino para poner rápidamente el país en marcha", completó.

Por su parte, el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, armó que el discurso fue "serio, constructivo y futurista, basado en una política de integración y construcción de todo el aparato productivo en forma genuina con la generación de empleo utilizando los recursos naturales para el desarrollo; buscando la integración al mundo y potenciando la industria nacional pyme".

Previo al discurso, el Instituto para el Desarrollo de Empresarios en la Argentina (IDEA) manifestó su "firme compromiso en colaborar" con Fernández, "para generar distintos espacios de intercambio que tengan como objetivo el crecimiento de la Argentina".