Por: Pipo Rossi
El Señor Don Averroes nació en Córdoba (actual España). Más tarde, fue uno de los más importantes filósofos árabes y el que más influyó en la filosofía cristiana. Por eso, fue quien tradujo y divulgó las obras del filósofo griego Don Aristóteles, comentando alguna de ellas, y las de Don Platón.

La imagen puede contener: una persona

Su obra más recordada fue “Refutación de la refutación”, donde defendió “la filosofía aristotélica frente a las afirmaciones de Al-Ghazali de que la filosofía estaría en contradicción con la religión". Además, afirmó "que el alma estaba dividida en dos partes, una individual perecedera momentáneamente; y otra divina y eterna, donde se ve claramente su influencia de Aristóteles". Sin embargo, tuvo diferencias con el griego al reconocer "en el cerebro la localización de algunas facultades intelectivas como la memoria, algo que no estaba seguro Aristóteles".

El Filósofo Don Averroes falleció, en el actual Marruecos, el 10 de Diciembre de 1198.