El entrenador, que asumió como interino tras la salida de Sebastián Beccacece, era una de las opciones para quedar como fijo, pero el mal clima que se vivió en el Libertadores de América lo hizo dudar y podría no agarrar.

Independiente perdió el viernes ante Banfield en el Libertadores de América por 1-0 y termina el año de la peor manera. A falta de un partido, correspondiente a la segunda fecha ante Newell's, el Rojo no levanta cabeza, se encuentra lejos de los punteros de la Superliga, el club tiene una deuda con el plantel y sigue sin saber quién será el entrenador en 2020.

Tras la salida de Sebastián Beccacece a mediados de octubre, quedó al mando del primer equipo Fernando Berón, quien parecía que quedaría oficializado, sobre todo luego de un empate y dos victorias. Pero la igualdad con Aldosivi en Mar del Plata y la caída ante el Taladro, hicieron estallar a la gente y otra vez pusieron en duda la continuidad del DT, que no agarraría y seguiría en reserva. Cierre de año caliente para el conjunto de Avellaneda.