A lo largo de la pandemia, el país sumó 2.093.452 casos y 64.764 decesos. La semana pasada, Irán recibió la primera partida de vacunas, con un total de 700 mil dosis.

El Ministerio de Salud admitió que Irán está atravesando la cuarta ola de la pandemia de coronavirus.

En plena cuarta ola de contagios, Irán contabilizó más de 23.000 nuevos casos de coronavirus en la última jornada, una cifra inédita para el país, informó este lunes el Ministerio de Salud del país persa.

Según el último parte oficial, se registraron 23.311 nuevos casos de coronavirus, superando el máximo detectado el 8 de abril pasado cuando se contabilizaron 22.586.Por otra parte, el ministerio informó también que fallecieron 274 en las últimas 24 horas.

El número total de contagiados desde el 19 de febrero de 2020, cuando las autoridades informaron por primera vez la detección del virus en el país, llegó a 2.093.452, con 64.764 pacientes con Covid-19 fallecidos.

El ministerio también informó que hasta el momento el número de recuperados alcanzó al menos la cifra de 1.720.084, según el informe reproducido por el portal ruso de noticias Sputnik.

La semana pasada, cuando el país registró tres días seguidos con récords de contagios, la portavoz del Ministerio de Salud, Sima Sadat Lari, dijo que el país vive la cuarta ola de coronavirus.

La funcionaria dijo que el alza en la curva de contagios está relacionada con las vacaciones de Año Nuevo del calendario persa, Nouruz, celebrado en Irán el 21 de marzo, y los viajes de ciudadanos por todo el país durante las dos semanas festivas.

Desde la semana pasada, la capital, Teherán, se encuentra bajo el mayor nivel de restricciones posible, lo que implica que sólo están autorizadas las actividades económicas esenciales, como alimentación y salud.

Se trata de la tercera vez que Teherán se encuentra en el nivel conocido como "código rojo" desde el inicio de la pandemia, a fines de 2019.

Irán recibió el lunes 5 de abril el primer cargamento de dosis de vacunas contra el coronavirus del mecanismo Covax, que consistió en 700.000 dosis de la vacuna del laboratorio AstraZeneca llegadas desde Países Bajos.