Puede ser un primer plano

Se trata de un recurso fundamental para el país. De la producción nacional, la provincia del Neuquén aporta el 55 por ciento.

Hoy 5 de marzo se celebra en todo el país el Día Nacional del Gas, un recurso fundamental en la matriz energética del país. Según datos de la subsecretaría de Energía, Minería e Hidrocarburos, actualmente la provincia aporta el 55 por ciento de la producción nacional. Además, según los datos de enero, se alcanzaron en la provincia los 62,11 millones de metros cúbicos por día, lo que significa un aumento del 2,59% con respecto a diciembre de 2020.

Este ritmo de producción se acompaña con políticas y gestiones desde el gobierno de la provincia, como es la participación activa de las mesas de trabajo en el marco del Plan de Promoción de la Producción del Gas Natural Argentino-esquema de oferta y demanda 2020-2024.

“Si bien la producción durante 2020 ha tenido una disminución del orden del 8,4%, tenemos muy buenas expectativas para los próximos meses en el marco del recientemente iniciado Plan Gas Ar a partir de la reactivación de actividad tanto de perforación como de terminación de pozos en la ventana de gas de Vaca Muerta”, señaló el ministro de Energía y Recursos Naturales, Alejandro Monteiro.

En cuanto a la posibilidad de exportar gas de la cuenca neuquina, indicó que “tenemos que comenzar con los mercados regionales como Chile, Brasil y Uruguay y pensar luego en una planta de licuefacción que nos permita exportar a mercados de ultramar. Hoy se está exportando de manera interrumpible a Chile en volúmenes en torno a los 7 millones de metros cúbicos por día y aspiramos a que en el marco del Plan Gas Ar se otorguen los permisos de exportación ininterrumpibles para el período octubre a mayo lo cual seguramente va a redundar en mejores condiciones de venta para nuestra producción”.

“El trabajo que se ha llevado adelante estos últimos años ha puesto de manifiesto que estamos por el buen camino, con un producto de calidad para exportar”, finalizó.


Acerca de la fecha

El 5 de marzo de 1945 se constituyó la dirección nacional del Gas que fusionó el departamento de gas de la entonces estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales, YPF, con la Compañía Primitiva de Gas, que operaba el servicio de distribución domiciliaria y pertenecía a capitales de origen británico.

Esa fusión originó a Gas del Estado, una empresa que extendió la provisión del fluido a industrias, usinas y hogares, a la vez que desarrolló la producción y el transporte. El principal impulsor del desarrollo de la utilización de ese recurso fue el ingeniero Julio V. Canessa, que había sido designado por el gobierno del presidente Edelmiro Farrell como administrador de los servicios de gas en Capital Federal.

Una de las primeras gestiones de Canessa, al crearse Gas del Estado, fue la realización del gasoducto entre Comodoro Rivadavia y Buenos Aires, para aprovechar el gas que se venteaba en los yacimientos patagónicos.

La obra del gasoducto se inició el 21 de febrero de 1947, en un acto en el que el presidente Juan Perón soldó el primer caño, y quedó inaugurado más de dos años después, el 29 de diciembre de 1949.

Para 1951 Gas del Estado contaba con alrededor de 700.000 clientes, y a fines de 1960 ya suman 1.300.000 clientes, 770.000 por redes y 530.000 con Supergas, lo cual muestra el sostenido crecimiento operado desde el nacimiento de la Empresa estatal. La Argentina se colocaba así entre los tres países más avanzados en el aprovechamiento del gas natural, junto con los Estados Unidos y la Unión Soviética.