No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Integrando Jóvenes Neuquinos se denomina este proyecto que propende a la generación de mecanismos permanentes de prevención del delito, basados en la igualdad de oportunidades, la no discriminación y la igualdad de género.

La subsecretaría de Seguridad, a través de la dirección provincial de Articulación Ciudadana, prevé para este 2021 la implementación de un programa integrador y preventivo que busca evitar la inserción de niños, niñas y adolescentes en el mundo delictual.

El programa se enmarca en el Plan Provincial Quinquenal 2019-2023 y funcionará bajo la metodología de presupuesto orientado a resultados, en la órbita del ministerio de Gobierno y Seguridad.

Este proyecto se denomina Integrando Jóvenes Neuquinos y propende a la generación de mecanismos permanentes de prevención del delito, basados en la igualdad de oportunidades, la no discriminación y la igualdad de género, explicó el director provincial de Articulación Ciudadana, Jorge Jamut Bezerra.

El programa trabajará, en una primera instancia, en la consolidación de mesas de abordaje interinstitucional, con la participación de distintos organismos gubernamentales, representantes de las distintas microrregiones provinciales y organizaciones o sociedades civiles orientadas a la prevención del delito y la integración juvenil. “Del mismo modo, será fundamental la articulación con las vecinales y los clubes barriales para su implementación”, añadió el responsable.

El proyecto está destinado a menores de 16 años que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad o falta de acompañamiento por parte de sus progenitores. Explicó Jamut que la propuesta consiste en trabajar en programas de capacitación y talleres interdisciplinarios de regulación de las emociones y manejo de la ira, para que niños, niñas y adolescentes aprendan a trabajar sus emociones por intermedio de terapias grupales, “que han demostrado los mejores resultados”.

Es importante destacar que Integrando Jóvenes Neuquinos busca guiar a los menores en el análisis de sus acciones y en la búsqueda de soluciones a las distintas problemáticas que atraviesan de una manera pacífica.

Asimismo, el proyecto promueve que las y los jóvenes completen sus estudios primarios y secundarios, por lo que el programa cumplirá un rol fundamental en la generación de oportunidades de vida, disminución de la conflictividad social y la tasa delictual juvenil.

“Uno de nuestros objetivos es lograr que los niños, niñas y adolescentes partícipes del programa se conviertan en futuros embajadores y líderes de este tipo de aprendizaje, multiplicando su incidencia para con sus pares, propendiendo a la prevención de conductas delictivas a futuro”, acotó el funcionario.