"Es irreal pensar en tener una vacuna ya en septiembre, es más probable que llegue para la primera o segunda mitad de 2021", afirmó durante un coloquio de especialistas Gianluca Sbardella, profesor de la Universidad de Salerno.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

El tiempo que demanda tener una vacuna efectiva contra el coronavirus hace necesario considerar formas alternativas para controlar la enfermedad, como los anticuerpos monoclonales y el desarrollo de fármacos específicos, según lo expuesto por un grupo de expertos durante un coloquio organizado en Italia.

"Es irreal pensar en tener una vacuna ya en septiembre, es más probable que llegue para la primera o segunda mitad de 2021", afirmó Gianluca Sbardella, profesor de química farmacéutica de la Universidad de Salerno, durante el coloquio Esperando la Vacuna, promovido online por la comisión de investigación de Academia Nacional de los Linces y por la División de Química Farmacéutica de la Sociedad Química Italiana.

"Si todos fueran vacunados con un producto realmente efectivo, podríamos hacer desaparecer el Covid-19, pero no está dicho que se obtenga este producto, mucho menos en tan poco tiempo. Por eso, se deben considerar formas alternativas", aseguró el especialista, según la agencia de noticias ANSA.
La atención en estos meses se focalizó sobre los anticuerpos monoclonales y el desarrollo de fármacos específicos para el nuevo coronavirus, aunque el camino más rápido, sin embargo, es el del reposicionamiento de fármacos ya existentes, como el Remdesivir, agrega ANSA.

"La empresa productora anunció una reducción del 62% del riesgo de mortalidad", explicó Maria Gabriella Santoro, viróloga de la Universidad de Roma Tor Vergata. "Sin embargo, no debemos olvidar que la producción es costosa y lleva tiempo, y que el fármaco, además de dar efectos secundarios, también puede inducir resistencia", agregó.
Por ese motivo, según la experta, "la estrategia ganadora es usarlo en combinación con otras drogas, dentro de cócteles como ya lo hacemos con el virus VIH".

La carrera contra la Covid-19 "recuerda precisamente la que hubo contra el sida, incluso con una velocidad aún más acelerada por Internet", comentó Cristina Mussini, profesora de enfermedades infecciosas en la Universidades de Módena y de Reggio Emilia.

En el mundo hay 160 vacunas candidatas contra el virus SarsCov2, de las cuales 23 están en fase de experimentación sobre el hombre, según el último reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Las hay de todos los tipos: ADN, ARN, con vectores virales o virus inactivados, vivos pero atenuados, o simples subunidades del virus.

En los últimos meses hubo un "crecimiento explosivo de artículos científicos, más de cien al día, de los cuales solo una cuarta parte contenía datos experimentales publicados principalmente sin revisión", recordó en el coloquio Enrico Bucci, de la Universidad de Temple.

"Especialmente en los primeros meses se publicó mucha basura, dijo, por su lado, Giuseppe Ippolito, director científico del Instituto Spallanzani, y hemos estado listos para tomar decisiones incluso cuando no había evidencia disponible", concluyó.