La caída de la actividad económica que produce el aislamiento obligatorio afecta gravemente a los sectores con la situación económica más débil. El tema golpea en particular a remiseros y taxistas que viven de la caja diaria que hacen con los vehículos.

La imagen puede contener: coche

En la situación, hay algunas bases que optaron por parar los móviles durante el fin de semana largo y otras que apelaron a la rotación: la mitad un día y los restantes el otro.
No obstante, nada asegura que aun estando en el vehículo puedan lograr hacer muchos viajes. “El sábado hice uno solo en toda la mañana”, contó uno de los conductores.
En muchos de estos casos, los choferes están “en negro” y algunos podrían acceder a la AUH, AUE o el bono de 10 mil pesos dispuesto por el gobierno nacional para trabajadores informales. Como se informó, la tramitación de este beneficio comenzará este viernes próximo por orden según el último número del DNI.