La imagen puede contener: calzado y exterior
AIC con el apoyo de Defensa Civil de las ciudades, comenzaron a investigar si fue un tornado lo que golpeó a Plaza Huincul el martes en la noche. Hay varios elementos que apuntan en ese sentido y se están recolectando los datos. En principio, AIC enviaría la información que recabe a Córdoba donde hay un grupo de expertos en la materia.


La lluvia con granizo y los fuertes vientos son el principal elemento en estudio. Pero no hay información fidedigna respecto, principalmente, a la intensidad de las ráfagas. Este medio citó el registro de una empresa petrolera de 230 km/h en el momento de mayor intensidad pero se requiere verificar los aparatos de medición que deben calibrarse o alguna otra fuente que corrobore esa medición.
Entre los datos que evalúan está la forma del granizo que, en algunos lugares, tuvo características de masas de hielo y en otros circular (geoide, en realidad). En paralelo, en la Avenida San Martín de Plaza Huincul, quedaron dos columnas de hormigón con alma de hierro (de 6 mm que pretensado queda en 5) quebradas en la base por la fuerza del viento y el bamboleo de las líneas. Para completar, vale señalar que la columna tenía estribos y anclajes.
Los 88 techos dañados en Plaza Huincul muestran también la violencia del fenómeno climático dado que esto se produce en una ciudad donde básicamente las construcciones están preparadas para vientos fuertes que son más o menos habituales en la región.
En definitiva, habrá que ver las conclusiones del informe encargado por la AIC para ver cómo se adaptan los sistemas de alerta a la que podría ser una nueva situación climática.
Vale recordar que se pueden predecir las condiciones de los tornados aunque recién pocos minutos antes que se despliegue el embudo se puede determinar dónde va a tocar tierra.
Los remolinos que se registran en la zona
En rigor de verdad, en Cutral Co - Plaza Huincul siempre hubo remolinos que simulaban mini tornados que no alcanzaban la intensidad ni la furia del fenómeno que castigó a Huincul este martes. Esto se debía a que en la zona nos e deban las condiciones de humedad necesarias para que crecieran. Pero era habitual verlos en primavera- verano. El que ilustra esta publicación se registró el 8 de febrero de 2018 en Cutral Co.