Está prevista esta mañana la declaración del exgeneral de Brigada Omar Edgardo Parada, de 94 años.

Investigan torturas sufridas por soldados argentinos en la guerra

Seis exmilitares serán indagados este martes en la causa que sigue la Justicia Federal de la ciudad de Río Grande en Tierra del Fuego, a cargo de la jueza jueza Mariel Borruto, quien investiga las torturas sufridas por soldados argentinos en la guerra de Malvinas por parte de sus superiores.

La indagatoria comenzará a las 11, cuando está prevista la declaración del exgeneral de Brigada Omar Edgardo Parada, de 94 años. Parada era Jefe del Comando de Brigada de Infantería III de Corrientes, y durante la guerra se instaló en Puerto Yapeyú.

En tanto, también deberán declarar Jorge Aníbal Santiago Cadelago, Jorge Guillermo Díaz, Emilio Samyn Duco, Horacio Francisco Vlcek y Jorge Raúl Masiriz.

El expediente judicial que tramita desde 2007, podría desembocar en el primer juzgamiento oral y público de hechos sucedidos en pleno conflicto bélico entre Argentina y Gran Bretaña, hace 39 años
La audiencia se desarrollará en el Juzgado Federal de Río Grande, ubicado en la calle Libertad 731, indicaron las fuentes. La semana pasada, la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia confirmó el procesamiento de tres exmilitares, lo que dejó a la causa por presuntas torturas a soldados durante la guerra de Malvinas al borde de un juicio histórico.

El expediente judicial que tramita desde 2007, podría desembocar en el primer juzgamiento oral y público de hechos sucedidos en pleno conflicto bélico entre Argentina y Gran Bretaña, hace 39 años.

Si bien el caso involucra a más de un centenar de oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas, imputados por infligir tormentos a soldados rasos de su propia tropa, la Justicia podría desdoblar las actuaciones y juzgar a los primeros acusados que hayan atravesado las diferentes instancias procesales, explicaron a Télam voceros cercanos a la investigación.

Hasta el momento, la causa está focalizada en determinar lo ocurrido en 18 hechos, sobre los que la Justicia citó a indagatoria a 18 militares en diciembre de 2018.

Un año después declararon cuatro de ellos: Eduardo Luis Gassino, Miguel Ángel Garde, Belisario Gustavo Affranchino Rumi y Gustavo Adolfo Calderini. En febrero de 2020, la jueza Borruto los procesó por "imposición de tormentos".

La semana pasada, la Cámara chubutense confirmó los procesos contra Gardé, Gassino y Calderini, y dictó la "falta de mérito" respecto de Affranchino Rumi. No obstante, fuentes de la querella le adelantaron a Télam que apelarán a Casación la resolución que beneficia a Affranchino Rumi.

En las actuaciones judiciales aparecen descriptos una serie de tormentos que los camaristas redefinieron como "vejaciones" y consideraron delitos de lesa humanidad, por formar parte de un plan "sistemático" de los altos mandos militares contra sus subordinados.

En su mayoría, se trata de represalias hacia soldados que, ante situaciones de hambre extremo, intentaron procurarse su propio alimento mientras la guerra continuaba a su alrededor.