Puede ser una imagen de 2 personas y personas sentadas
"En 2020 recuperamos el rol del Estado en la políticas de Memoria, Verdad y Justicia y en políticas reparatorias", señaló el Presidente quien agregó: "En un año se triplicaron la presentación de querellas, en relación al período 2015-2019", por parte de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

El presidente Alberto Fernández destacó este lunes "la recuperación del rol del Estado en las políticas de Memoria, Verdad y Justicia" y señaló que en un año "se triplicaron las presentaciones como querellante" por parte de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

"El respeto a los derechos humanos es el pilar central de nuestra identidad como Nación", afirmó el Presidente en su discurso ante la Asamblea Legislativa para dar inicio a las sesiones ordinarias del Congreso Nacional.

En ese marco, destacó que "en 2020 recuperamos el rol del Estado en la políticas de Memoria, Verdad y Justicia y en políticas reparatorias".

Agregó que "se triplicaron en un año la presentación de querellas, en relación al período 2015-2019", por parte de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, a cargo de Horacio Pietragalla Corti.

El Presidente también destacó el restablecimiento de la entrega del premio Azucena Villaflor de De Vincenti, "instituido en 2003 por el entonces presidente Néstor Kirchner", destinado a reconocer a los ciudadanos y/o entidades que se hubieren destacado por su trayectoria cívica en defensa de los derechos humanos.

El 10 de diciembre de 2020, el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández entregaron los premios Azucena Villaflor 2015-2020 a seis ciudadanos y ciudadanas que se destacaron por su trayectoria en defensa de los Derechos Humanos.

Las estatuillas fueron entregadas al obrero gráfico Víctor Basterra (fallecido el último 7 de noviembre), a la presidenta de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Ángela "Lita" Paolín de Boitano, a la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Vera  Vigevani de Jarach, la vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Rosa Tarlovsky de Roisinblit, la sobreviviente del centro clandestino de detención El Campito y madre del desaparecido “negrito” Avellaneda, Iris Pereyra de Avellaneda, y la madre del estudiante Miguel Bru, Rosa Schonfeld de Bru.