La iniciativa fue aprobada por la cámara alta en su tercer trámite con 41 votos a favor, ninguno en contra y una abstención, luego de obtener el visto bueno de la Cámara de Diputados.

Chile vive una crisis económica, social y sanitaria generado por la pandemia

El Senado de Chile aprobó la noche del jueves una reforma constitucional presentada por el Gobierno, que permite un segundo retiro del 10% del fondo de pensiones, como medida para ayudar a las familias más afectadas por la pandemia de coronavirus.

La iniciativa fue aprobada por la cámara alta en su tercer trámite con 41 votos a favor, ninguno en contra y una abstención, luego de obtener el visto bueno de la Cámara de Diputados.

Este proyecto de segundo retiro del 10% que presentó el Gobierno establece que la entrega de fondos se realizará en dos cuotas y que el primer pago se realiza en los diez primeros días posteriores a la solicitud de retiro.

El proyecto generó una tensión política entre el Ejecutivo y la mayoría opositora del Congreso, ya que presentaron los dos el mismo proyecto.

Pero el del Gobierno incluía un cobro de un impuesto a la renta a quienes tienen ingresos mayores a 700.000 pesos (933 dólares), que fue aumentado en Diputados hasta 1,5 millones de pesos (2.000 dólares), y el opositor no contemplaba pago de impuestos.

El proyecto de la oposición no logró los votos necesarios en el Senado y pasó a una Comisión Mixta para su revisión, además de que el Ejecutivo había acudido al Tribunal Constitucional para que sea declarado inconstitucional.

Chile vive una crisis económica, social y sanitaria generado por la pandemia de coronavirus.

Es uno de los países más afectados de América Latina, con más de 555.000 casos de coronavirus y 15.519 fallecidos.