La diputada Patricia Jure (FIT) presentó un proyecto para solicitarle al Congreso de la Nación el tratamiento del proyecto que fija pautas contractuales orientadas a eliminar las tercerizaciones laborales.

El proyecto presentado en el parlamento nacional por el espacio político FIT en contra de la precarización laboral establece que las personas contratadas por el Estado pasarán a planta permanente, bajo el convenio y las condiciones salariales que correspondan al área. A la vez, los sujetos contratados –cualquiera sea el origen del contrato: obras, trabajos específicos o servicios dentro de la empresa u organismo contratante- podrán acceder a las convenciones colectivas de trabajo y a la representación sindical de la actividad en cuestión.

Además, la propuesta determina que, para los casos en que la empresa tercerizada tenga cláusulas laborales y/o salariales mayores a las del convenio principal, la persona contratada será beneficiada por las más favorables, sin que signifique renunciar su pertenencia a la representación sindical mayoritaria en dicha actividad. Para los casos en que las tareas realizadas por compañías tercerizadas no estuvieran incluidas en los convenios colectivos vigentes, se asimilará al trabajador a las categorías más cercanas. En ningún caso podrá haber reducción salarial o de conquistas y primará el criterio de “a igual trabajo, igual salario y convenio” en lo que signifique la elevación de ingresos y condiciones laborales para el plantel trabajador.

Los fundamentos recuerdan que el 20 de octubre se cumplieron “10 años del asesinato de Mariano Ferreya por parte de la patota sindical”. La legisladora indica que la movilización puso en agenda uno de los grandes problemas de la precarización laboral en el país: la tercerización. Asegura que representa un fraude laboral que constituye “la punta del iceberg de toda una red empresarial satélite de la actividad principal con el objeto de bajar costos laborales. Se hizo pública una metodología destinada a reducir a la mínima expresión los salarios y destruir las organizaciones gremiales, dividiendo a los obreros entre tercerizados sin derechos sindicales y los de planta permanente con su convenio y representación sindical”. Además, indica que esta modalidad sea aplica en diversos y variados rubros de la industria y el mundo laboral, como la energía, el comercio, el agro, la actividad automotriz, la telefonía e incluso el propio Estado es sus distintos niveles y organismos