El diputado Carlos Sánchez (UP) presentó un proyecto para solicitarle al Congreso de la Nación la aprobación del proyecto de ley que incorpora la figura del homicidio vial al Código Penal. La medida busca penar los casos en que los conductores le quiten la vida o lesionen a una persona durante pruebas de velocidad o de destreza con un vehículo motorizado.

La inactiva fue presentada en el parlamento nacional por el presidente del cuerpo, Sergio Massa, por el Ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni y por los padres de Yahiel Contreras, el niño de seis años de edad víctima fatal de una picada en la localidad de Gregorio Laferrere, en la provincia de Buenos Aires.

Los fundamentos indican que en el año pierden la vida unas seis mil personas producto de la “inseguridad vial” en Argentina. La iniciativa impulsada en el Congreso Nacional bajo la denominación “ley Yahiel Contretras” apunta a implementar medidas punitivas contra los responsables. A tal fin, modifica el articulo 84 bis para establecer una pena de ocho a 25 años de prisión e inhabilitación especial perpetua para el conductor que, participando de una “picada” le quite la vida a una persona y su conducta manifieste desprecio por la vida y/o la integridad de las personas. A la vez, modifica el artículo 94 bis, a fin de aumentar las penas para las lesiones producidas en tales circunstancias. El diputado explica que, además, se prevé la graduación de las penas en función de la fuga del conductor y de su accionar para intentar socorrer a la víctima. En igual sentido, se considerará si la persona se encontraba bajo los efectos de estupefacientes o de alcohol, si excedió la velocidad permitida, si contaba con habilitación para conducir, o si violó las reglas de tránsito, entre otras circunstancias.