La ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, precisó además que el déficit habitacional en Argentina supera los tres millones de unidades.

La ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, dijo hoy que “no hay ninguna explicación para que el metro cuadrado de las viviendas esté cotizado en dólares”, al tiempo que calculó que el déficit habitacional en Argentina supera los tres millones de unidades.

“Hay que pensar en otro ahorro que no sea a través del dólar. Debemos generar la confianza que nos permita desdolarizar la vivienda. No hay ninguna explicación para que el metro cuadrado esté ligado al dólar. Son insumos locales, mano de obra local y aplica perfectamente al vínculo de una necesidad”, aseguró la funcionaria.

Durante una videoconferencia que compartió con los senadores que integran la Comisión de Infraestructura, Vivienda y Transporte, Bielsa afirmó que “hay que pensar en una moneda dura que nos permita pensar en el ahorro en pesos y que sea confiable”.

Por otro lado, la ministra calculó que en Argentina "hay un déficit de 3.600.000 unidades de vivienda faltantes", pero reconoció que "esos números no son exactos". “Estamos hablando de un déficit proyectado porque en el último censo las preguntas no estaban dirigidas a conocer los datos que nos permitieran implementar las políticas para remediar esa situación”, remarcó.

Asimismo, Bielsa añadió que “existe casi un cincuenta por ciento de viviendas ociosas en relación con la demanda de nuevas unidades” y sugirió “buscar un mecanismo de estímulo" para que esas unidades habitacionales "se pongan en alquiler”.

Por otro lado, la funcionaria conjeturó la realización de “un verdadero plan donde la pobreza no se supere solamente con la asistencia, sino con el trabajo porque es la única manera de salir de la inequidad”.

“Cuando estemos saliendo de la pandemia, esto debe ser el objetivo a largo plazo”, enfatizó. Al respecto, anticipó que “la reactivación va a ser dura” y reiteró que “la única manera de salir es trabajando”, para luego insistir con que “la Argentina siempre salió de sus crisis con el trabajo”.

Bielsa formuló una propuesta para “ejecutar políticas de hábitat” a las que describió como la puesta en marcha de proyectos de "viviendas, servicios y equipamientos”, que además incluyan “centros de salud, educación, entretenimiento y espacios verdes”.

“Debemos desandar esa irracionalidad de ‘tierra, techo y trabajo’: esto de tener que vincular una irracionalidad urbana que teniendo tierra nos permita tener techo y no pensar la vivienda si no lo hacemos anclada al derecho al trabajo. El Estado es un vector, pero no el único”, advirtió.

En ese sentido, destacó que el Gobierno nacional decidió “no postergar las obras que ya habían sido iniciadas”, aunque remarcó que durante el gobierno anterior “hubo provincias que recibieron más fondos que otras”.

“No tenemos datos de buena calidad respecto de la posibilidad de definir políticas para cada región", admitió, al observar que "es probable que eso haya pasado” porque la cartera que hoy encabeza Bielsa “antes no era Ministerio”.