El ex Ministro de Hacienda y Finanzas públicas de la Nación Alfonso Prat Gay fue invitado por el diputado Cesar Gass de Juntos por el Cambio a exponer y defender el proyecto de Fondo Anticíclico Fiduciario de su autoría. Saludó el debate de esta Legislatura en la necesidad de que se pueda aplicar una política de estado en función de consensuar un verdadero Fondo Anticíclico.

La imagen puede contener: una persona, sentada, mesa e interior

Expresó como ejes centrales, la importancia de que este fondo anticíclico debe ser una política de Estado, y que el manejo estratégico y adecuado de los recursos naturales no renovables debe buscar asegurar la autonomía y estabilidad financiera/macroeconómica, distribuir equitativamente la riqueza natural entre la generación presente y las futuras, proteger el medioambiente y promover la diversificación de la matriz productiva.

Asimismo sostuvo que “los beneficios de políticas contracíclicas funcionan como un seguro para situaciones de crisis, y cuando están expresadas a través de una regla simple, aseguran credibilidad. Reglas institucionales que buscan reducir las fluctuaciones en la producción y en el ingreso y sus consecuentes costos en el bienestar social aplicadas a lo largo del tiempo por gobiernos de distinto signo, contribuyen al desarrollo económico y social.

“El presupuesto de Neuquén está atado a decisiones externas del gobierno provincial (precio del dolar, valor del barril, etc) hay que incluir esto en los proyectos, no solo hay que ahorrar, hay que amortiguar la volatilidad de los precios sobre los cuales se aplican las regalías”

Se refirió a los ejemplos relevantes de fondos anticíclicos en el mundo, citando a Chile, Alberta y Noruega:
“En estos tres casos la dirigencia política se puso de acuerdo en discutir un mecanismo de fondo anticíclico, inmediatamente después de una crisis. En el caso de Chile busca la estabilidad fiscal y considera los ciclos del precio, por lo cual hay que contemplar esos vaivenes. La provincia de Alberta es un fondo provincial que busca la diversificación y en el caso de Noruega, busca la equidad intergeneracional. Hay que tomar un poco de cada uno, con el agregado”