De este modo el Jefe de Gabinete de Cancillería ratificó la importancia de la integración regional y aclaró que "las diferencias políticas e ideológicas con los países hermanos del bloque están sobre la mesa, pero eso no impide el trabajo en común".

La imagen puede contener: una persona

 

El Jefe de Gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Guillermo Justo Chaves, ratificó hoy que la integración regional y el Mercosur son una "prioridad de la política exterior" argentina, a la vez que aclaró que "las diferencias políticas e ideológicas con los países hermanos del bloque están sobre la mesa, pero eso no impide el trabajo en común".

Chaves marcó que la antención del Mercosur en el futuro inmediato deberá estar puesta en la postpandemia, y en ese sentido resaltó que la 56ª Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC) que se realizó la semana pasada en forma virtual, y de la que participó el presidente Alberto Fernández, significó un primer paso en la generación de "instrumentos que puedan enfrentar las consecuencias de la pandemia (de coronavirus) en nuestros países".

"El Mercosur vive enormes desafíos originados porque nuestras economías han sido erosionadas por el Covid-19, pero también por políticas de desprotección de nuestra producción", dijo el funcionario en declaraciones radiales.

En ese sentido, planteó que más allá de las "diferencias políticas e ideológicas", los países del bloque deben concentrarse en encontrar los instrumentos necesarios para superar la "desigualdad social" que presenta la región, a partir de la "generación de empleo" y un "proceso de integración de las industrias".

"Tenemos que plantearnos nuestro relacionamiento con el mundo a partir de nuestros intereses", completó Chaves, días después de haber participado junto al Canciller Felipe Solá de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur.

El funcionario ratificó la vocación integracionista del Gobierno nacional respecto a la pertenencia de la Argentina en el Mercosur, lo que, sostuvo, constituye una "política de Estado".

"Uno de los ejes de la política exterior que el Presidente marcó en su discurso el 10 de diciembre pasado es la cuestión de la integración regional. Para nosotros la prioridad es el Mercosur, que es el proyecto político que ha trascendido los gobiernos y que se ha transformado prácticamente en una política de Estado", remarcó el jefe de Gabinete de la cartera que encabeza Solá.

En diálogo con FM La Cielo, Chaves resaltó el contraste entre los lineamientos de la politica exterior del gobierno de Alberto Fernández y los aplicados por su anteecesor, Mauricio Macri, y marcó como uno de los "cambios drásticos" la decisión de "terminar con el proceso de desmalvinización promovido por la administración Cambiemos".

"La cuestión Malvinas fue abandonada por el gobierno anterior, al igual que la política de derechos humanos, y la idea del multilateralismo a cambio de un alineamiento incondicional con los Estados Unidos", aseveró.

En ese contexto, también criticó la política de la anterior gestión en relación al Mercosur, al que, juzgó, consideraban "sólo como plataforma de acuerdos de libre comercio que perjudicaba nuestra industria" y agregó: "Por lo cual nosotros marcamos otra diferencia con la agenda interna del bloque y con la agenda de relacionamiento externo para proteger el trabajo argentino".