Mariano Arcioni denunció ante el Consejo de la Magistratura al jefe de la Fiscalía de Rawson por mal desempeño en sus funciones y desconocimiento inexcusable del derecho, en la causa que investiga a un grupo de jóvenes por la violación grupal.

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, denunció hoy ante el Consejo de la Magistratura al fiscal jefe de la Fiscalía de Rawson, Fernando Rivarola, por mal desempeño en sus funciones y desconocimiento inexcusable del derecho, por la actuación que le cupo en la causa que investiga a un grupo de jóvenes por la violación grupal de una adolescente.

El fiscal utilizó la frase "desahogo sexual" para referirse a la violación, al hacer el pedido de juicio abreviado, medida que consensuó con la víctima, lo que implicaría una morigeración de la pena para tres de los acusados de la violación.

El gobierno chubutense informó a través de un comunicado que la denuncia fue realizada este mediodía en el Consejo de la Magistratura, en Trelew, con el patrocinio del fiscal de Estado, Andrés Giacomone.

Arcioni pidió la instrucción del sumario de acuerdo a lo establecido por la Constitución Provincial, y que se habilite el procedimiento tendiente a la evaluación "del arbitrario accionar" del fiscal Rivarola y posterior separación del cargo.

En su presentación, Arcioni indicó que el desconocimiento inexcusable del derecho se encuentra configurado “por imperativo legal y convencional, desde que su proceder no se compadece con los compromisos asumidos por el Estado Nacional”.

En tanto, el mal desempeño de sus funciones se materializa por “la omisión de cumplir las directivas jurídicas que le resultan exigibles como funcionario a cargo de la persecución penal, y que se desprenden explícitamente de los pactos internacionales aplicables en este caso”.

La denuncia se basa, además en que el Procurador General de la provincia , Jorge Miquielarena ordenó a los fiscales generales y funcionarios de fiscalía que ante casos de abuso sexual simple, "adopten como principio general la sanción de los responsables, oponiéndose fundadamente al otorgamiento de la conciliación y la suspensión del juicio a prueba”.


En este aspecto agregó que “la solicitud efectuada por el fiscal (Rivarola) para que se aplique el instituto del Juicio Abreviado violenta de modo manifiesto los principios de actuación establecidos en pactos internacionales, toda vez que se elude la aplicación de un `procedimiento legal justo y eficaz para la mujer’, que incluya ‘un juicio oportuno’”.

“En atención a la escala penal para este delito, que va de los 8 a 20 años de prisión efectiva, es claro que no procedía la solicitud de aplicación del juicio abreviado", detalla la denuncia presentada por el gobernador Arcioni

El fiscal Rivarola, en consecuencia "tuvo la única finalidad de beneficiar a los acusados” y añadió que “echó mano a este artilugio legal sumamente cuestionable”.

Por su parte, Rivarola reconoció hoy que “la frase desahogo sexual debe ser erradicada".

"Escribo estas líneas luego de una profunda reflexión generada a partir del impacto social y mediático", aseguró el fiscal en un largo pronunciamiento por escrito difundido por el Ministerio Público Fiscal de Chubut.

En su "mea culpa", aclaró que la frase se "produjo en el marco de un acuerdo de juicio abreviado cuyo objetivo fue lograr la condena de los acusados y que fue tomada con expresa y libre conformidad de la joven damnificada del caso, quien tuvo participación activa durante toda la investigación".

Tras esa introducción, el fiscal admitió que "la frase 'desahogo sexual' utilizada en dicha presentación, pese a su amplio y arraigado uso judicial, debe ser erradicada".

"Soy consciente, hoy más que nunca, de la importancia que tienen las palabras como instrumentos de cambio en la deconstrucción de estereotipos machistas", admitió.

La titular de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), Mariela Labozzetta, afirmó hoy que "los operadores judiciales deben ser conscientes del poder de construcción de sentido que tienen sus resoluciones y entender que en los casos de violencia de género la justificación de las decisiones debe tener en cuenta a las víctimas".

La fiscal apuntó que "cuando un operador judicial minimiza o justifica en sus resoluciones el accionar de violentos o abusadores no sólo se daña a la víctima, sino que es muy grave la sensación de impunidad que construye en la comunidad la comunicación social de esa decisión".

Miembros del Observatorio de Víctimas de Delitos dependiente de la Cámara de Diputados de la Nación repudiaron hoy los dichos de Rivarola y aseveraron que "semejante alusión raya la crueldad y la insensatez hacia la joven que padeció el crimen, su familia y la sociedad".

"Los responsables de administrar justicia deben dejar de utilizar conceptos alejados de la gente, inentendibles y que solo producen más dolor a los que tuvieron que sufrir un delito", agregaron.

Amnistía Internacional se sumó al repudio que cosechó la frase del fiscal.

"Desahogo sexual es abuso sexual, es violación, es delito", afirmó un video de la organización transmitido en su cuenta de Twitter que tuvo 1,8 millones de retweets y 2,3 mil millones de adhesiones.

La decisión generó el repudio de representantes del Poder Ejecutivo nacional, del Poder Legislativo y referentes de distintos espacios políticos, sociales y sindicales, mientras escalaron en las redes los hashtags #DesahogoSexual y #ViolaciónEnManada.