La diputada Carina Riccomini (Juntos) presentó un proyecto para reducir un 30% el salario de personal de la planta política del Poder Legislativo y Ejecutivo con el objetivo de direccionar lo recaudado a un Fondo Social de Asistencia Alimentaria.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas y gafas

La reducción será por un plazo de dos meses, y se enmarca en la Ley de Emergencia Sanitaria (3230) sancionada recientemente. Los plazos podrán ser prorrogados por el gobernador o vicegobernador, según corresponda. El descuento no podrá reducir a menos de 80 mil pesos el salario del personal.

A la vez, la propuesta crea un Fondo Social de Asistencia Alimentaria -a cargo del Ministerio de Desarrollo Social y Trabajo- destinado en forma exclusiva a la compra de alimentos para personas en situación de vulnerabilidad. Los recursos recaudados por el descuento de la ley serán destinados a ese Fondo que, además, se constituirá con asignaciones del Poder Ejecutivo y aportes de distintas entidades.

Finalmente, la iniciativa convoca al Poder Judicial a tomar medidas similares orientadas a reducir el salario de funcionarios y magistrados, y a los municipios a adherir a la norma legal.

Los fundamentos mencionan que la población se encuentra bajo cuarentena obligatoria establecida por la presidencia de la Nación, lo que ha llevado a que los sectores más vulnerables pierdan su capacidad de ingresos, particularmente los trabajos informales. “Este es un momento en el que todos debemos ser solidarios y afrontar las cargas de manera conjunta”, sostiene la legisladora, quien en ese marco propone la reducción salarial de la planta política y la creación de un Fondo Alimentario a fin de colaborar con la población más vulnerable de la provincia.

El proyecto de ley (13208) ingresó por Mesa de Entradas el 1º de abril