El bloque Frente de Todos presentó un proyecto para implementar la consulta previa, establecida en el Tratado 169 de la Organización Internacional del Trabajo, en forma previa a la sanción de leyes o a la ejecución de actos administrativos que puedan afectar a comunidades de pueblos originarios de la provincia.

La imagen puede contener: una persona, sentada, gafas e interior, texto que dice "MARTINEZ"

La consulta previa se realizará con el fin de arribar a un acuerdo entre las partes interesadas en relación a las medidas propuestas, y deberá contar con la participación de la Confederación Indígena del Neuquén, las zonales involucradas y las comunidades mapuches afectadas por las medidas que se pretendan adoptar. Las normas jurídicas o actos administrativos que se realicen sin la consulta previa adecuada, serán considerados nulos.

Los fundamentos indican que la Constitución provincial reconoce a los pueblos originarios en su carácter de prexistentes y como tal se les reconocen derechos específicos. A su vez, los organismos internacionales de los que el Estado argentino es parte, reconocen los derechos de los pueblos originarios. En ese marco, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo dispone que los gobiernos deberán realizar consultas previas a los pueblos originarios interesados mediante procedimientos apropiados y a través de sus instituciones representativas cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas que les puedan afectar en forma directa. Este Convenio, ha sido ratificado por nuestro país mediante la ley 24.071.

El proyecto de ley –N°13.104- ingresó por Mesa de Entradas el 21 de febrero con la firma de los diputados y las diputadas del Frente de Todos, Lorena Parrilli, Ayelén Gutiérrez, Mariano Mansilla, Sergio Fernández Novoa, Gonzalo Bertoldi, Soledad Salaburu, Darío Peralta, Soledad Martínez y Teresa Rioseco.