La magistrada ingresó al Sanatorio Otamendi en ambulancia y le detectaron que tenía baja saturación de oxígeno en sangre.

Puede ser una imagen de una persona y de pie

La jueza federal con competencia electoral María Romilda Servini debió ser internada en el Sanatorio Otamendi de la Ciudad de Buenos Aires tras el agravamiento de su cuadro de coronavirus, informaron fuentes de su entorno.

La magistrada, de 84 años, ingresó en la tarde del miércoles al sanatorio en ambulancia y quedó internada porque detectaron que tenía baja saturación de oxígeno en sangre, según indicaron las fuentes consultadas por Télam.

El 8 de abril esta agencia informó que la jueza Servini contrajo coronavirus luego de aplicarse, a fines de marzo, la primera dosis de la vacuna Sputnik V en el predio de la Rural. La jueza se había hisopado luego de comenzar a experimentar síntomas compatibles con el coronavirus como tos, dolor de garganta y cansancio.

Servini es oriunda de la localidad bonaerense de San Nicolás y desde los años '80 ejerce como magistrada del fuero federal, donde tuvo a su cargo causas de gran relevancia como el "Yomagate" y la represión ejercida por el Gobierno de Fernando De La Rúa en 2001, entre otras.

En la actualidad, instruye en causas como los crímenes cometidos por el Franquismo en España y la investigación por las presuntas presiones que el gobierno de Mauricio Macri ejerció sobre el grupo Indalo.