No hay ninguna descripción de la foto disponible.

En una audiencia de formulación de cargos realizada hoy en la Ciudad Judicial, la fiscal del caso Sandra Ruixo junto a la asistente letrada Verónica Zabala acusaron a un hombre, D.E.M, por asesinar de un disparo a Luis Eduardo Cañete en la ciudad de Neuquén.

La fiscalía le imputó el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor (artículos 79, 41 bis y 45 del Código Penal).

Como medida de coerción y a fines de cautelar el proceso, la representante del Ministerio Público Fiscal solicitó que el imputado quede detenido con prisión preventiva por el plazo de seis meses. El pedido estuvo fundado en el peligro de entorpecimiento de la investigación y en que existe riesgo de fuga.

Para solicitar la medida cautelar, Ruixo argumentó que el hecho es grave, ya que además de asesinar a Cañete, el imputado efectuó varios disparos que pusieron en riesgo a familiares de la víctima, presentes cuando ocurrieron los hechos. Además, remarcó que el imputado hizo desaparecer el arma y que, ante una eventual condena, la pena sería de cumplimiento efectivo.

La fiscal sumó otro elemento para respaldar el pedido de prisión preventiva: por otro delito, el imputado se encontraba con libertad condicional desde el 2 de diciembre del 2020. “Claramente habla de que hizo caso omiso de su situación procesal y que no entiende ni quiere entender los mandatos de la ley”, afirmó.

La teoría del caso que investiga el Ministerio Público Fiscal es que el hecho ocurrió el 7 de enero del 2021, poco antes de las 10:50 de la mañana en el Barrio Confluencia de la ciudad de Neuquén. Esa mañana se generó una discusión ente el acusado y Cañete. Allí, el acusado invitaba a pelear a la víctima, pero cuando ésta se acercó, D.E.M. le disparó varias veces. Una de esas balas fue la que alcanzó a Cañete, quien murió en el hospital.

De acuerdo con la investigación fiscal, el día anterior se habría producido una discusión entre ambos y otras dos personas.

El juez de garantías a cargo de la audiencia dio por formalizada la acusación y fijó un plazo de investigación de cuatro meses. En cuanto a las medidas cautelares solicitadas, el magistrado dispuso la prisión preventiva del imputado por el plazo de cuatro meses.