Un grupo de internos del pabellón 1 de la U22 de Cutral Co, hicieron pública una carta abierta dirigida al gobernador de la provincia Omar Gutiérrez. Le solicitan que se establezca un protoclo para permitirles tener visitas dado que aseguran que, desde el 17 de marzo pasado, no tienen contacto con su familia. Además, piden que se retomen las salidas laborales y transitorias.

La misiva señala que "Quienes suscribimos somos internos alojados en dicha unidad. Nos dirigimos a usted con el debido respeto que su persona y cargo merecen, venimos ante usted con el fin de que tenga a bien en arbitrar y tomar cartas en el asunto de nuestra situación como ser humano, ya que nos encontramos privados de nuestra libertad y pagando por nuestros delitos. Queremos hacerle saber que del día 17/03/20 que no podemos ver a nuestra familia (esposas, hijos, madres, padres y abuelos) que nos han criado por motivos de la vida".

En otro párrafo afirman que "Le hacemos saber que hemos recurrido a nuestra jueza a cargo, fiscales y defensores y la respuesta que nos dan ellos a nosotros es que usted es la única persona que nos puede autorizar la visita correspondiente, aplicando el protocolo que usted disponga, dejando a su criterio los días y horarios de visitas ya que como seres humanos esto nos está afectando tanto a nosotros: sicológica y fisicamente. Y lo peor de esto es que le esta afectando a nuestros seres queridos debido al tiempo que ya no nos podemos ver, abrazar, besar y darle cariño a nuestros hijitos tanto como a nuestras madres y padres".

"Tenemos el único beneficio que nos autorizaron celulares para poder hacer video llamadas con nuestros seres queridos, lo cual a nosotros nos calma el saber que ellos están bien. Pero tanto nosotros como nuestras familias necesitamos poder darnos un abrazo y mirarnos cara a cara, darnos un buen aliento de vida para seguir luchando la condena que sufrimos día a día", agrega.

"Las llamadas con nuestros hijos, ya que la mayoría de ellos son menores se nos rompe el corazón cuando ellos nos hablan y nos dicen que quieren volver a ver y abrazarnos... Le hacemos saber que nos estamos dirigiendo como seres humanos más allá de que estemos privados de nuestra libertad", afirma.