La víctima fue identificada como Matías Adrián Fernández, quien había sufrido un disparo en el tórax el jueves en su comercio, en la zona oeste de Rosario.

Un almacenero de 31 años que había sido baleado el jueves en su comercio de la ciudad santafesina de Rosario murió en el hospital en el que había quedado internado, e investigan si el crimen ocurrió en el marco de un intento de robo, informaron hoy fuentes judiciales.

La víctima fue identificada como Matías Adrián Fernández, quien había sufrido un disparo en el tórax el jueves alrededor de las 20.30 en su comercio ubicado en Bertolé al 7200, en la zona oeste de Rosario.

Según informó la Fiscalía Regional, el hombre murió anoche poco antes de las 21 en el hospital de Emergencias de esta ciudad, donde llevaba un día internado.

El almacenero tenía una herida de arma de fuego a la altura del tórax que, de acuerdo a la investigación, ingresó por la zona intercostal derecha de su cuerpo.

El hombre fue baleado mientras atendía un almacén de su propiedad, por dos personas que se movían en moto e ingresaron al local
De acuerdo a la investigación, el hombre fue baleado mientras atendía un almacén de su propiedad, por dos personas que se movían en moto e ingresaron al local.

“Lo abordan con aparente intenciones de robo y, por razones que se investigan, es agredido con disparos de arma de fuego”, explicó un vocero desde la Unidad Fiscal de Homicidios.

Sin embargo, los investigadores no descartaban que la motivación del crimen sea otra, vinculada a presuntas actividades pasadas de la víctima.

En ese caso, que está bajo análisis, podría tratarse de un asesinato por venganza o una vieja deuda.

En el lugar del hecho, el gabinete criminalístico recogió una vaina servida de calibre 9 milímetros que fue enviada a peritar y que sería la disparada por los atacantes.

El fiscal Patricio Saldutti, a cargo del caso, solicitó la toma de testimonios a familiares de la víctima y posibles testigos de aparente robo que derivó en homicidio.