"El no me dejaba tener contacto con mis hermanas, mi papá, me rompió el celular y me dice para que le diste mi número a tu hermana si sabes que no quiero que vengan a la casa y estábamos por comer y me pegó un sopapo en la boca, me reventó el labio y me hizo comer a la fuerza, me decía comé, comé, yo no podía porque me había lastimado y mi nena lloraba y me decía mamá porque te hace estas cosas. Y ahora me dice que está contenta porque ahora no me va a pegar más. Por ahí me pregunta porque me decía que era una inútil que no servía para nada", contó Alejandra Medeles.

Luego aseguró: "Yo nunca lo ataqué, él es una persona grande, yo jamás me pude defender, la vez que me quise defender el me agarró de los pelos y me entró para adentro y me decía que dejara de gritar como chancho que me iban a escuchar los vecinos".

Finalmente, y ante consulta de éste medio respecto a los balazos sobre el auto de su ex pareja y la muerte de su mascota, declaró: "Nunca, es más, no hago esas cosas, porque no soy una persona así, las personas que me conocen saben como soy".