Rosa del Milagro Sulca fue asesinada en su domicilio de la capital provincial. Horas antes, la docente había pedido auxilio al Sistema de Emergencias 911.

Una docente fue hallada asesinada a puñaladas en una casa de la zona sudeste de la capital salteña horas después de que llamara al 911 para pedir auxilio porque la estaban "matando", informaron hoy fuentes del Ministerio Público Fiscal provincial.

En tanto, esta noche el fiscal penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas en feria extraordinaria, Gustavo Torres Rubelt, informó que fueron detenidos una adolescente de 17 años y un joven de 19, quienes serán imputados mañana por el delito de homicidio criminis causa, con alevosía.

La víctima fue identificada como Rosa del Milagro Sulca, quien fue hallada asesinada anoche en la vivienda en la que residía, situada en Amalia Aybar al 1400, del barrio Villa Mitre de la ciudad de Salta.

La policía llegó anoche al lugar tras un llamado al Sistema de Emergencias 911 de una vecina, quien notó que Sulca no había cumplido con su rutina habitual y que las luces de la casa estaban prendidas, lo que le resultó raro y la alertó sobre que algo pasaba.

Cuando los efectivos ingresaron a la vivienda encontraron a la docente muerta y con signos de haber sido apuñalada.

El fiscal Rubelt, informó que, en el marco de la investigación que inició tras este hallazgo, se pudo comprobar que la víctima sufrió una muerte violenta.

En el lugar se realizaron las pericias tendientes a esclarecer el caso, mientras que el cadáver fue trasladado al Servicio de Tanatología Forense del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) para la realización de la correspondiente autopsia.


Torres Rubelt trabajó en el lugar y, de los primeros indicios recogidos y del resultado preliminar de la autopsia, determinó esta mañana que la mujer murió tras sufrir 17 heridas de arma blanca en la parte superior del torso.

Asimismo, el fiscal explicó que se pudo verificar que antes del ataque, puntualmente el martes a las 2.37, la víctima realizó un llamado al Sistema de Emergencias 911 para pedir ayuda porque la estaban “matando”, según ella misma le comunicó a la operadora.

No obstante, otra voz femenina se puso inmediatamente al teléfono e intentó desestimar el llamado diciendo que se trataba de su tía y que tenía problemas de salud.

Según el informe policial, a raíz de ese llamado los efectivos de la fuerza se trasladaron al domicilio, tocaron la puerta y el timbre en forma insistente, intentaron llamar a la persona que pidió auxilio, aunque ante la falta de respuesta, se retiraron.

Por su parte, los dos acusados fueron detenidos luego de una pesquisa realizada por la Unidad de Investigación de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF).

En tanto, el procurador general de la Provincia, Abel Cornejo, creó hoy la tercera Unidad Fiscal de Colaboración por el homicidio de Sulca, que la integran los fiscales penales Pablo Rivero y Verónica Simesen de Bielke.