No hubo demorados, ni lesionados en el conflicto entre familias que se produjo el sábado en el barrio Otaño de Plaza Huincul. Vecinos indicaron que además de piedrazos hubo disparos de arma de fuego entre los dos grupos. Policía admitió que "pudo haber ocurrido". (Foto.- Comisaría del Otaño)

El comisario Jesús Quintumán confirmó detalles adelantados por éste medio. "El día sábado a las 17 horas en el barrio Otaño, en proximidades del nuevo destacamento policial se produce un enfrentamiento entre dos familias con antecedentes delictivos. Se arrojan piedras y comienza una secuencia de agresiones entre ellos".

"Interviene personal policial, esta gente comienza a agredir a policía y luego de unos instantes y habiendo concurrido hasta el lugar el grupo especial, se logra tranquilizar la situación", explicó.

"Por suerte no resultan lesionados efectivos policiales", dijo y detalló que "Una de las partes se acerca a comisaría sexta a radicar la denuncia. No hubo particulares lesionados ni daños que lamentar".

Al respecto aclaró que "Policía no hizo utilización de antitumulto, tal vez previo a la intervención policial hayan hecho alguna detonación de arma de fuego, la verdad que esto lo desconozco. Es un problema de vieja data que hay entre dos familias con antecedentes delictivos".

Luego, el jefe policial aclaró que "Al momento de intervenir a la policía hacen causa común, pero no es nada nuevo. No hubo demorados. A no ser que sea sumamente necesario, por la situación sanitaria que vive todo el país estamos tratando de evitar de demorar personas, no es conveniente tener muchas personas juntas en un espacio reducido como una celda, así que mientras se pueda, se evita".