Denise Vergara de 31 años fue asesinada por su pareja, quien irrumpió en la planta industrial de la localidad de Villa Totoral en la que trabajaba y la atacó delante de sus compañeros, una semana después de que ella lo denunciara por violencia de género.

Una mujer fue asesinada de seis puñaladas por su pareja, quien irrumpió en la planta industrial de la localidad cordobesa de Villa Totoral en la que trabajaba y la atacó delante de sus compañeros, una semana después de que ella lo denunciara por violencia de género, informaron hoy fuentes judiciales.

El sindicado agresor, identificado por los voceros como Miguel Gutiérrez (40), escapó tras el femicidio, aunque luego se entregó a la policía y quedó detenido.

El hecho sucedió anoche, entre las 22 y 22.30, en la planta industrial de la firma Coverflex, ubicada en esa localidad situada a unos 85 kilómetros de la capital provincial, donde trabajaba Denise Vergara (31).

De acuerdo al relato de las fuentes, la mujer fue sorprendida por Gutiérrez, padre de su hijo de 3 años, quien había logrado ingresar al predio de la compañía tras romper parte de un cerco metálico, pese al estricto control de seguridad del lugar.

Los mismos voceros detallaron que el acusado conocía el interior y los movimientos del predio, ya que había desempeñado tareas allí, por lo que una vez que logró ingresar se escondió para esperar a su pareja y emboscarla desde atrás cuando se retiraba del lugar acompañada por dos compañeras de trabajo.

Una fuente judicial vinculada a la investigación precisó a la prensa que el ataque fue cometido con un cuchillo y que la víctima recibió seis puñaladas, cuatro en el tórax y dos en el abdomen.

Tras el femicidio, el agresor escapó por los montes adyacentes al predio fabril.

Los compañeros de trabajo que fueron testigos del crimen intentaron salvarle la vida a Vergara mientras esperaba al servicio de emergencia aunque debido a la gravedad de la heridas en las zonas vitales del cuerpo la mujer murió en el lugar.

En tanto, en las primeras horas de esta madrugada, Guitiérrez llamó a la policía para relatar lo que había hecho y luego se entregó en las cercanías de la intersección de las rutas nacionales 9 y 60, a unos cinco kilómetros de la escena del crimen.

Lidia Figueroa, familiar de la mujer asesinada, manifestó a canal 12 de Córdoba que Denise desde hace varios días estaba viviendo en la casa de sus padres, debido a que se sentía amenazada por su pareja luego de denunciar, el 2 de marzo último, los actos de violencia que venía sufriendo.

Asimismo detalló que en estos últimos días se la vio “golpeada y con moretones en la cara” y que su pareja “no cumplía con la orden de restricción: pasaba todos los días para amenazarla a ella y su padre”.

Añadió también que la víctima no contaba con botón antipánico ni custodia policial, por lo que consideró que “es una muerte más que se podría haber evitado” si se cumplían con los protocolos de seguridad y prevención para estos casos.

El fiscal de Instrucción y de familia de Jesús María, Guillermo Monti, tiene a cargo la investigación del hecho.