Puede ser una imagen de una o varias personas y gafas
Se realizó la reunión especial de la Comisión de Legislación General con la presidencia del concejal Juan Luis Ousset, para dar tratamiento a un único punto del Orden del Día: el proyecto del Ejecutivo sobre la enmienda de la Carta Orgánica municipal. Para ello, recibieron en la sala virtual a varios invitados que, a su turno, compartieron opiniones.

Rodolfo Laffitte, aseguró: “Nunca me opuse a la modificación de la Carta Orgánica y menos a que se incorporen nuevos derechos. Me opongo a la forma de llevarla a cabo. Creo que es oportuno hacer un balance sobre su aplicación para mejorar lo que se pueda mejorar. Pero creo que eliminar la renovación parcial y modificar la cantidad de concejales cambia la dinámica de funcionamiento del Concejo Deliberante. Cualquier reforma la debe realizar una nueva Convención” –dijo el ex presidente de la Convención Constituyente del ’95 y prosiguió: “el Concejo Deliberante no puede arrogarse facultades constituyentes porque no las tiene”.

Por su parte, Albarito Quintana, ex Convencional Constituyente coincidió con Laffite en la oposición a la eliminación de las elecciones cada dos años y la necesidad de convocar a una nueva constituyente a efectos de dar inicio al proceso. “Consideramos que el órgano legislativo no puede reformar la Carta Orgánica. Para ello debe haber una Convención donde se debatan las modificaciones”- indicó.

Marcelo Inaudi, coautor de la Ley 2471 -que declaró la necesidad de la reforma constitucional en Neuquén en 2006 y asesor en la Convención Constituyente de 2006, ex diputado provincial y actual consejero de la Magistratura- señaló que se deben considerar dos aspectos de la propuesta del Ejecutivo municipal: “el primero, la conveniencia política. El segundo, referido a la dicotomía entre Enmienda o Reforma”. Y sostuvo que “no veo especulación política personal del intendente Mariano Gaido porque estas modificaciones se aplicarán en las próximas gestiones. En lo sucesivo, debemos dar un marco de previsibilidad para llevar adelante un plan de gobierno también desde el Concejo Deliberante a partir de la sanción de las ordenanzas pertinentes que lo respalden y que están plebiscitadas por la ciudadanía en las urnas. No hay que tenerle miedo al voto del ciudadano, no hay que tenerle miedo a la opinión de las y los vecinos de Neuquén. Y no hay que tenerle miedo al cambio. Cuando el cambio es necesario, hay que producirlo”.

Inaudi planteó que se necesitan dos tercios de los votos para llevar a cabo el proceso de enmienda y puso en valor el límite que establece la misma Carta Orgánica de no modificar su espíritu. ¿Cómo se puede decir que se altera el espíritu si el proyecto no toca nada de la parte dogmática, nada de la municipalidad, nada de los poderes y atribuciones del Intendente o del Concejo Deliberante, nada de los mecanismos de la participación ciudadana? – preguntó a los presentes y a su vez respondió: “de ninguna manera se altera el espíritu de la Carta Magna de la ciudad”.

Para finalizar, indicó que “la enmienda busca modificar estos artículos por los cuales se van a unificar los mandatos, establecer los derechos de las personas con discapacidad – que ya están pero se va a corregir la redacción-, y la igualdad en materia de género en cargos legislativos. ¿Así que, verdaderamente alguien se va a oponer?” – finalizó.

El ex diputado provincial por el Partido Socialista, Eduardo Correa, coincidió con el abogado Marcelo Inaudi, quien se manifestó a favor de la enmienda, y expresó que “se propone simplemente la unificación de mandatos, y esto no cambia en nada el espíritu de la Carta Orgánica Municipal”.

Señaló que “Coincido y comparto los términos del intendente Mariano Gaido. Es urgente y necesario debatirlo y resolverlo”. Tras manifestar su coincidencia con el proyecto del Ejecutivo Municipal, se refirió a lo que consideró “el planteo nodal, la renovación por mitades”, sistema con el cuál mostró su desacuerdo puesto que se traduce en un “un estado de campaña permanente, que impide a concejalas y concejales cumplir con la función para la que fueron electos”.

Otro aspecto que Correa admitió como “urgente” de revertir, es “la creciente pérdida de legitimidad del Órgano Legislativo Municipal, que debe representar la expresión de la voluntad popular”. Compartió estadísticas en las que claramente se observa una cada vez menor representatividad en el Concejo Deliberante, y en consecuencia, la disminución creciente de la participación de las minorías, “quienes forman parte del sistema democrático y deben tener su espacio”, situación que también adjudicó a la elección por bienios.

Por su parte, Néstor Berdichevsky, indicó que “No hay que imponer reformas que la comunidad no pueda discutir y que quede reducido a la poca representatividad. Se están alterando varios puntos de la Carta Orgánica y por eso estamos hablando de una reforma con debate”.

Agregó que “En un referéndum hay que votar por sí o por no, y no se puede discriminar artículo por artículo. Ahí es donde se entiende que la enmienda es improcedente. Se debería convocar a una Convención Constituyente, con más de 25 integrantes para que las minorías tengan la posibilidad de ingresar”.

Por su parte, la abogada especialista en Derechos Humanos, Vicepresidenta 3º de la Honorable Convención Municipal Constituyente y Defensora del Pueblo adjunta de la ciudad de Neuquén, Graciela Bordieu, expresó su acuerdo con Eduardo Correa, acerca del mecanismo electoral. Mencionó que “el sistema D´hont -utilizado tanto en la Constitución Nacional, Provincial y Carta Orgánica Municipal- es un sistema electoral cuyo problema de fondo es que, a la tercera elección, van disminuyendo las minorías”.

Se mostró a favor de la enmienda, sin ver ninguna objeción: “si en el recinto del Concejo Deliberante, que es donde están los representantes del pueblo cuentan con los votos para eliminar la elección cada dos años, y esta decisión es refrendada por el voto popular, sin posibilidad de veto, ¿qué más hace falta para que sea una decisión legítima? -cuestionó.

“Es un procedimiento. Si el pueblo lo aprueba es válido, no pongamos palos en la rueda, dejemos que la gente participe. Cumplamos con un mandato principal de nuestra Carta Orgánica, que es la participación”, tras lo cual detalló que “nuestra Carta Magna prevé Referéndum, Audiencia Pública, Iniciativa Popular y el CAECYP. ¿No se va a admitir una enmienda para cambiar la elección por mitades? La verdad es que no corresponde”, concluyó.

De la reunión especial de comisión a cargo Ousset, participaron las concejalas Cecilia Maletti, Claudia Argumero, Jorgelina González, Isabel Mosna y Nadia Márquez y los concejales José Luis Artaza, Mario Lara y Camilo Echevarría.

Una vez finalizados los quince minutos de exposición de cada invitado, se abrió el uso de la palabra para que las y los ediles puedan realizar consultas e intercambiar opiniones.