La imagen puede contener: comida
La Dirección de Bromatología en conjunto con el cuerpo de inspectores municipales, efectuaron el decomiso de 12 reses que carecían de sellos y facturación.

Durante los últimos días de diciembre, llevó a cabo un fuerte operativo de control en carnicerías y cámaras frigoríficas. El cual dio por resultado la detección de carne que carecía de sellos y facturación, por lo cual no se podía detectar la procedencia del faenado. Por tal motivo, desde Fiscalía Municipal se procedió a decomisar en total 1.290 kilos de carne en un comercio ubicado en el B° Don Bosco.

Luego, las reses fueron trasladadas al Matadero Municipal donde se llevó a cabo el desnaturalizado de la misma en presencia del cuerpo de Inspectores y la Directora Operativa de la Fiscalía, Bibiana Lagos.

En este sentido, durante el 2020 se realizaron diversos controles en comercios de la localidad, alcanzando las 800 actuaciones contravencionales.

Pese al intenso trabajo que representó para el cuerpo de inspectores estar ubicados en los puestos sanitarios de control en Ruta 14 y Ruta 22, también hubo espacio para recibir nueva información a través de capacitaciones brindadas por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

Es por ello, que fueron parte de una capacitación brindada en el Matadero Municipal, donde conocieron cómo es el proceso desde que ingresa el animal hasta que se conoce el producto final. “Esta capacitación obedece a que se han modificado normas y sellos por lo que los inspectores recibieron la actualización”, declaró Lagos.

Además, se recibieron cursos de manipulación de alimentos a cargo de la Coordinadora de Inocuidad Alimentaria, Ana Contini.