El informe "Distribución del Ingreso" precisó que el 10% más pobre de la población explicaba el 1,5% de los ingresos al cierre del cuatro trimestre del año, mientras que el 10% más rico representaba el 31% del total.

Puede ser una imagen de texto que dice "ndec"

Cerca del 60% de la población total ocupada -estimada en 16.836.669 personas- percibió un ingreso promedio de $ 33.300 al término del cuarto trimestre del año pasado, en un contexto de deterioro de la distribución del ingreso en medio de la pandemia de coronavirus, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El informe "Distribución del Ingreso" precisó que el 10% más pobre de la población explicaba el 1,5 % de los ingresos al cierre del cuatro trimestre de 2020, mientras que el 10% más rico representaba el 31% del total.

En lo que respecta al nivel de equidad, el informe del Indec precisó que el Coeficiente de Gini del ingreso per cápita familiar de las personas fue de 0,435 al cierre del cuarto trimestre de 2020; mientras que en el mismo trimestre de 2019, fue de 0,439, lo que muestra una leve disminución de la desigualdad.

El Coeficiente de Gini es una relación matemática que tiene al "0" como el nivel de mayor igualdad y al "1" como el de mayor desequilibrio.

En lo que respecta a los ingresos en sí, la dependencia oficial precisó que el 58,6% de la población total -estimada en 16.836.669 personas- percibió algún ingreso, cuyo promedio es igual a $33.306.

"Analizado según escala de ingreso individual, el ingreso promedio del estrato bajo (deciles del 1 al 4) equivale a $12.150; el del estrato medio (deciles del 5 al 8), a $31.766; y el del estrato alto (deciles 9 y 10), a $78.723", detalló el Indec.

Respecto a la población ocupada, al cierre del cuarto trimestre se registró un ingreso promedio de $33.217 y un ingreso mediano de $28.000, equivalente al límite superior de ingresos del decil 5, bajo el cual se sitúa el 50% de las personas ocupadas.

Al interpretar los números del Indec, de los datos surge que alrededor del 60% de la población ocupada ganaba hasta $ 33.000 al término del cuarto trimestre del año pasado. El Indec, al dar cuenta del ingreso familiar por hogares, señaló que el 60% de estas unidades lograban sumar salarios de hasta $ 57.000 en el cuarto trimestre de 2020.

Al cierre del año pasado, la Canasta Básica Total, que fija el umbral por debajo del cual se cae en la línea de la pobreza, registró un incremento de 39,1%, por lo a que una pareja con dos hijos necesitó percibir ingresos por un monto total estimado en $ 54.207 para cubrir esas necesidades.

Así, el índice de pobreza llegó al 42% al término del segundo semestre del 2020, 6,5 puntos porcentuales por encima del 35,5% de igual período de 2019, informó el Indec.

Además, el Índice de Indigencia, que comprende a las personas cuyos ingresos no alcanzan para comprar el mínimo de comida para la subsistencia, se ubicó en el 10,5%, contra el 8% del semestre julio-diciembre de 2019.

Esta desmejora en la distribución del ingreso se produjo en un período de 12 meses en el que la actividad económica retrocedió 9,9 %, el índice de desocupación subió al 11 %, frente al 8,9% de finales del 2019, y los Precios Minoristas aumentaron el 36,1 %.

Ante ese nivel de inflación, el Índice de Salarios aumentó 33 %, en promedio durante el año pasado, con un alza del 34,4% en los ingreso del sector privado registrado, del 26,8 % del sector público, y una suba del 39 % de los trabajadores “en negro”, a pesar de ser este el sector más afectado por el aumento de la desocupación.