La recaudación por Ganancias representa cerca de un 5% del Producto Bruto Interno.
Entre 2015 y 2019 la cantidad de trabajadores alcanzados por ese impuesto pasó de 1,2 millones a 2,3 millones. De aprobarse el proyecto del oficialismo "1,2 millón de trabajadores, trabajadoras, jubilados y jubiladas dejen de pagar este tributo”, reveló una investigación.

La cantidad de trabajadores alcanzados por el impuesto a las Ganancias pasó de 1,2 millón a fines de 2015 a 2,3 millones en diciembre de 2019, lo que significó un crecimiento de 91,66% durante el macrismo, según destacó un análisis de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).

“Entre 2003 y 2015 se registró un promedio del 12,5% de alcanzados y alcanzadas por el impuesto a las Ganancias sobre el total de trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado”, indicó el reporte del Observatorio de Políticas Públicas de la Undav.

Al respecto añadió que “entre 2016 y 2019 el promedio de ese indicador se elevó a 21%, finalizando en 2019 con 23,2% del total de trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado pagando Ganancias”.

Así, subrayó que se pasó “de 1,2 millón de personas alcanzadas por el impuesto hacia fines de 2015 a 2,3 millones a finales de 2019”, con lo que casi se duplicó la cantidad trabajadores gravados en la presidencia de Mauricio Macri.

El trabajo consideró que “si se aprueba el proyecto de Ley sobre el impuesto a las Ganancias -que este martes comienza a discutirse en el Congreso- la proporción de trabajadores retenidos será menos de la mitad que el promedio 2016/19”.

En ese sentido precisó que “la propuesta del incremento del piso de mínimo no imponible de Ganancias hasta los salarios de $ 150.000 brutos provocará que 1,2 millón de trabajadores, trabajadoras, jubilados y jubiladas dejen de pagar este tributo”.

“Esta decisión política mejoraría las capacidades de consumo de un sector de la población que no se encuentra entre el 10% que más ingresos recibe”, subrayó la Undav, al tiempo que evaluó que “el esfuerzo fiscal que se realizaría podría traducirse en consumo, que contribuya a la reactivación económica y retorne a las arcas del estado vía otros tributos”.

El informe destacó que “la recaudación por Ganancias representa cerca de un 5% del Producto Bruto Interno”, y afirmó que esa proporción está “por debajo del indicador de otros países como España, donde equivale al 7,9% del PBI; Francia, donde representa 9,6%; Estados Unidos, 10,1%; y Australia, 11,8%”.

Además, subrayó que “en cuanto al impuesto a la propiedad, conocido localmente como Bienes Personales, Argentina se ubica último en el ranking de recaudación en porcentaje del PBI con un 0,2% mientras que en España, Francia, Estados Unidos y Australia, se encuentra por encima del 1%”.

El análisis reconoció que el aumento del mínimo no imponible de Ganancias “implicaría un esfuerzo fiscal de cerca de $ 40.000 millones que se dejarían de recaudar con un impuesto progresivo”.

“Por ese motivo podría pensarse un incremento futuro del impuesto a los Bienes Personales, siendo un tributo progresivo que recauda significativamente por debajo de la media mundial de impuestos al patrimonio”, concluyó el reporte.