Una empresa nacional dedicó parte de su infrestructura a la producción de diferentes insumos sanitarios que son necesarios para mitigar la pandemia.

Respiradores, purificadores de aire, protectores faciales y camisolines. Todos estos elementos se convirtieron en necesarios ante la pandemia de Covid-19 y llevó a la empresa Body Health, que desarrolla máquinas para tratamientos estéticos,a sumarse a las fábricas que cambiaron parte de su línea para producirlos.

"Parte de los recursos monetarios y los empleados se abocaron, en el momento que comenzó el confinamiento, a trabajar en el desarrollo de líneas específicamente asociadas a la emergencia sanitaria: a partir de allí, se derivó en el desarrollo de los respiradores, elementosdesechables y el esterilizador para ambientes”, contó Diego Bazurro, uno de los socios de la firma.

Un sector de los trabajadores siguieron abocados, en el mediano y largo plazo, a la producción específica del desarrollo de tecnología para cuidados estéticos, pero otro grupo empezó a dedicarse a la fabricación de los elemenos para luchar contra el Covid-19. Esta nueva industrialización se comenzó con el aval de profesionales expertos en la materia y con el visto bueno de organismos especializados.

Entre los insumos producidos predominan respiradores artificiales autónomos, purificadores que eliminan el 99% de virus, bacterias y agentes patógenos presentes en el aire, protectores faciales que actúan como barrera sanitaria, kits de camisolines, botas y cofias descartables y barbijos desechables.

Todo este equipamiento fue producido en un margen estrecho de tiempo e ideado para responder a los protocolos sanitarios y asepsia que es imperativo respetar, de ahora en adelante, en todo espacio de tránsito humano.

“Antes de esta situación actual éramos una firma líder del sector donde nos desarrollamos en América Latina y, en Europa, competimos en igualdad de condiciones con marcas de primera línea; los proyectos que teníamos, que quedaron un poco postergados por este momento, siguen todos en pie”, resaltó Bazurro.

Barack Argentina, RA Intertrading y Delta Plus Group son otros ejemplos de empresas nacionales que tuvieron que frenar su producción debido a la pandemia de la Covid-19, pero con ayuda del Estado Nacional y la voluntad de sus empleados comenzaron a producir elementos destinados a personal sanitario de todo el país.

Producto de las necesidades de hospitales y centros de salud, se reconvirtieron para fabricar barbijos, camisolines y cofias, esenciales para la atención de pacientes durante la pandemia del coronavirus.