El canciller mantuvo una conversación telefónica con Keith Mitchell, en la que le brindó su apoyo a la solicitud de suspensión temporal de la deuda externa de ese país para contribuir a liberar fondos para la lucha contra el coronavirus.

La imagen puede contener: 2 personas

El canciller Felipe Solá mantuvo una conversación telefónica con el primer ministro de Granada, Keith Mitchell, en la que le brindó su apoyo a la solicitud de suspensión temporal de la deuda externa de ese país para contribuir a liberar fondos para la lucha contra el coronavirus.

Impulsado también por el G20, el acuerdo implica suspender por un año tanto el pago de capital como el de los intereses de 70 países, entre los que se encuentra Granada, Honduras, Haití y Nicaragua, entre otros.

En un comunicado conjunto del 15 de abril, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial calificaron “la iniciativa contundente y de rápido efecto, que contribuirá en gran medida a proteger las vidas y los medios de vida de millones, entre las personas más vulnerables”.

Asimismo, Solá invitó al mandatario granadino a visitar la Argentina cuando concluya la pandemia de Covid- 19.

El Canciller estuvo acompañado por el secretario de Relaciones Exteriores, Pablo Tettamanti, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus y el jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves.