No hay ninguna descripción de la foto disponible.
El entrenador del Atlético de Madrid se refirió así al duelo frente a su rival de la capital española, que se disputará este domingo. "No hay que apurarse, el campeonato es muy largo y difícil", aseguró.

Diego Simeone, relativizó la incidencia del "derbi" de este domingo ante Real Madrid por la 26ta. fecha del torneo español, al advertir que sólo se trata de un duelo de "tres puntos" con "mucha Liga por delante".

Su equipo comanda la competencia con 58 puntos, un partido pendiente y ventaja de cinco unidades respecto del Real Madrid, que este domingo intentará recortar la diferencia cuando visite el Wanda Metropolitano desde las 12.15 (Hora argentina, DirecTV).

"Se encuentran dos equipos que están peleando en lo más alto de la clasificación. Evidentemente, es un duelo directo, pero son tres puntos. Todavía quedará mucha Liga por delante. Intentaremos llevar el partido a donde creemos que les podamos hacer daño", declaró el "Cholo" en conferencia de prensa.

"Hace diez partidos hablábamos de una distancia enorme y de un campeonato que no estaba siendo bueno para Real Madrid y Barcelona, y hoy están compitiendo muy bien. No hay que apurarse, el campeonato es muy largo y difícil", advirtió.

Consultado por el impacto que pueda tener el "derbi", Simeone aclaró: "Nosotros nos jugamos mucho, como nos jugamos el miércoles, en el partido anterior contra el Villarreal... Desde que llegué al Atlético de Madrid, todos los partidos tienen una importancia vital. Tenemos que tener contundencia, equilibrio y hacer un gran partido... Esos son los caminos que nos acercarán al triunfo".

El DT argentino definirá recién el domingo quién será el acompañante de ataque del uruguayo Luis Suárez, si su compatriota Ángel Correa o el portugués Joao Félix.

"Tiene características diferentes. Ángel hace un trabajo mucho más dinámico en el funcionamiento colectivo del equipo, con mucho más vértigo en su juego. Joao tiene un talento especial, puede sacar algo que nadie tiene en el partido".

"La competencia es muy buena, muy sana y muy linda y los dos jugarán; uno empezará y otro tendrá que esperar", concluyó.