A 45 años de la obtención de la sexta Copa en la historia del club de Avellaneda, el jugador más trascendente del 'Rojo' sentó clara posición: "Antes jugaban 16 equipos pero no es que era fácil clasificarse a todas las finales" disparó.

Por José Pommarés

Ricardo Bochini, gloria de Independiente, defendió la legitimidad en la obtención de la Copa Libertadores 1975 y cuestionó a aquellas voces que se alzan para desmerecer esa conquista del 'Rojo', la cuarta consecutiva en la década del '70.

"El que dice que no fuimos justos campeones está mintiendo. Sé que muchos critican el hecho de que antes se jugaban menos partidos (en la Libertadores), pero los reglamentos eran esos", se defendió el otrora mago nacido en Zárate, de 66 años.

A 45 años de la obtención de la sexta Copa en la historia del club de Avellaneda, el jugador más trascendente del 'Rojo' sentó clara posición: "Antes jugaban 16 equipos pero no es que era fácil clasificarse a todas las finales" disparó.

Independiente conquistó ese certamen continental en un partido desempate jugado en Asunción, cuando doblegó a Unión Española de Chile, por 2-0.

"A nosotros nos tocaron dos de los rivales más difíciles en semifinales como Rosario Central, que tenía a (Mario) Kempes, y Cruzeiro de Brasil, que al año siguiente fue campeón", evocó el 'Bocha' en charla con la Agencia de Noticias Télam.
Independiente logró una angustiosa clasificación a la final de ese certamen del '75, tras batir como local a Central (2-0) y Cruzeiro (3-0), alcanzando el pasaporte por diferencia de gol.

"Del '72 al '75 tuvimos grandes equipos. Hubo defensas de mucha jerarquía y experiencia; un mediocampo que las peleaba todas, de local o de visitante. No era fácil clasificarse a cuatro finales seguidas", recordó.

"Y en el ataque estaban (Agustín) Balbuena, (Daniel) Bertoni, Percy Rojas, (Hugo) Saggioratto, que complicaban a cualquiera", destacó Bochini, de una notable racha en el tramo final de esa Copa.

"Recuerdo que esa Copa la jugué muy bien. No sé si no se trató del pico más alto de mi carrera, porque apenas tenía 21 años", confesó el histórico estratega del 'Rojo', que diseñó una maratónica campaña de 19 años en el club de Avellaneda (701 partidos oficiales; 105 goles).

Inclusive, el eterno '10' del elenco de Avellaneda consideró haber convertido "quizás uno de los mejores goles de mi carrera como fue el segundo ante Central", luego de haber gambeteado a cinco adversarios, el 30 de mayo, en el estadio de la Doble Visera.

"Tenía como compinche a (Daniel) Bertoni, que siempre contó con buena técnica y nos entendíamos casi de memoria", agregó.

"Dentro y fuera de la cancha había gran camaradería entre nosotros. Recuerdo que después de los partidos nos juntábamos con las familias e íbamos a cenar todos juntos", expresó

Bochini, quien sumó 5 Copas Libertadores (1972, 1973, 1974, 1975 y 1984), además de 2 Intercontinentales (1973 y 1984), entre los máximos logros que alcanzó con la institución de Avellaneda.