“Peque” Mansilla fue vecino, jugador, ayudante y preparador físico del Club Plaza Huincul. “Yo me crié en el Club Plaza… era una familia. Yo tenía 8 años e iba a jugar a la canchita de básquet que estaba afuera, al metegol. Los viejos jugaban al truco o el mus”, recordó.