El entrenador de Gimnasia y Esgrima y astro del fútbol mundial fue homenajeado y recibió el aliento de los hinchas que esperaban por el duelo ante el "Xeneize". Miguel Angel Brindisi, uno de los que lo recibió en el medio de la cancha.

Maradona pisó por última vez la cancha de Boca en 2015 cuando Carlos Tevez regresó al fútbol argentino.

Por su lado, la gente que no dejó de alentarlo, en una noche donde entonaron canciones como: "Hay que alentar a Maradona" y "El que no salta es un inglés", donde saltó muy despacito, ante la imposibilidad por el cuidado de sus piernas.