El equipo dirigido por Marcelo Gallardo enfrenta desde las 19.40 al conjunto dirigido por Hernán Crespo, con suplentes, en el duelo más importante de la fecha 22 del día sábado, que tendrá tres encuentros más.

River Plate recibirá esta tarde a Defensa y Justicia en busca de una victoria que le garantice el primer puesto y en el peor de los casos una eventual final con Boca Juniors, que anoche lo alcanzó en la punta de la Superliga tras golear a Colón (4-0) en Santa Fe por la penúltima fecha.

Este encuentro por la 22da. ronda será arbitrado por Fernando Echenique y televisado por Fox Sports Premium.

Boca empardó a River en la punta luego de impornerse en el "Cementerio de los Elefantes", lo que obliga a River a un triunfo para llegar a la última jornada con ventaja de tres puntos.

En ella, River visitará a Atlético Tucumán y Boca será local ante Gimnasia y Esgrima La Plata, dirigido por Diego Maradona.

El equipo del "Muñeco" Marcelo Gallardo llega al cruce con Defensa con una serie de seis victorias consecutivas, que se iniciaron este año con el triunfo en el encuentro pendiente ante Independiente el 19 de enero, lo que le permitió conseguir la punta del torneo que en ese momento ostentaba Argentinos Juniors.

Desde entonces, River le ganó a Godoy Cruz, Central Córdoba de Santiago del Estero, Unión, Banfield y Estudiantes de La Plata.

Gallardo no podrá contar con Rafael Borré, quien sumó cinco amarillas y debe cumplir una fecha de suspensión, y en su lugar ingresará Ignacio Scocco, que la última vez que jugó de titular anotó un gol y River obtuvo la Copa Argentina en el último partido del 2019.

En cuanto al resto del equipo, Gallardo espera las evoluciones de los defensores Paulo Díaz y Lucas Martínez Quarta, que por diversas molestias musculares van a ser exigidos en el entrenamiento previo a quedar concentrados.

Para River será la primera vez desde que está Gallardo al frente del equipo que está tan cerca de lograr el campeonato local, ya que en todos estos años las apuestas por los torneos internacionales hicieron que deje de lado la competencia interna.

Por esa razón, desde la semana pasada, el club anunció que los socios agotaron las entradas y que el Monumental tendrá un marco de final con más de 70.000 personas.

El último torneo local que ganó River fue el primero que disputó la gestión de Rodolfo D'Onofrio en el primer semestre del 2014, cuando el entrenador era Ramón Díaz, quien renunció tras lograr el campeonato.

Defensa y Justicia, dirigido por Hernán Crespo, recibirá un reconocimiento por el recuerdo de los dos goles en la final de la Copa Libertadores 1996 y también tiene en sus filas al hijo de Gallardo, Nahuel, quien fue cedido a préstamo.

El Halcón de Varela, que el martes debuta en la Copa Libertadores ante Santos, quedó envuelto en una polémica ante la posibilidad que por esta histórica presentación en la Copa pueda jugar con suplentes ante River pero el propio Crespo lo descartó.

Defensa viene invicto este año con dos empates y tres victorias. Desde que asumió Crespo empató con Atlético Tucumán y Colón y luego venció con claridad a Estudiantes y a Central con chances de lograr una plaza en la Sudamericana del año que viene.