El delantero de Vélez aseguró que tardó en "madurar" pero que ahora "disfruta" de su presente en el equipo de Gabriel Heinze.

"Siempre fui uno de los primeros en llegar a los entrenamientos en todos los clubes en los que estuve, claro que mi comportamiento afuera de la cancha no era el mejor. Tuve una vida difícil, tardé en madurar y en crecer pero ahora disfruto acá.

La fama y el dinero son complicadas, yo perdí a mi padre de chico y tal vez, más allá de la gran crianza de mi madre y mi abuela, hubo cosas que me faltaron", reconoció el futbolista en una nota con TyC Sports.

"En Vélez me ayudaron muchísimo y quiero agradecerles aportando mi granito de arena", apuntó el ex Boca y Racing.

Además, Centurión comentó qué consejos le da a los jóvenes del plantel para que no repitan sus errores afuera de la cancha: "La imagen pública es importante, hay que cuidarla. Es muy complicado, a vos te pueden hablar y después te mandás la cagada. La verdad que en Vélez no falta educación, todos son muy tranquilos".

El atacante, que marcó contra Aucas de Ecuador (1-0) por la Copa Sudamericana y ante Arsenal (4-0) por la Superliga, contó: "Me encantó venir a Vélez por cómo están comprometidos mis compañeros y por el proyecto del club. Me hago cargo que acá me toca ser de los más grandes del plantel. Estoy disfrutando del día a día, las cosas salen naturalmente y soy feliz. En otros lugares no me sucedió".

Por otro lado, Centurión recordó que antes era "más atrevido" aunque cuando se ponen en juego "el prestigio, la plata y la gloria" uno "cambia" la forma de moverse en la cancha.

"Yo a veces pienso que se me va cortando el tema de estar más suelto, cuando es joven puede ser más caradura y mostrar lo que a uno lo lleva a estar en Primera, después cuando se juega por prestigio, gloria y plata cambia un poco. Yo antes era más llamativo pero no terminaba bien las jugadas, ahora puedo llegar más al gol o a dar asistencias", afirmó.

Asimismo, el ex Genoa de Italia elogió al entrenador, Gabriel Heinze: "Me sorprendió positivamente ver cómo se toma su trabajo y es una cosa positiva para el grupo. Hay que usar el aprendizaje que nos deja para el presente y el futuro de cada uno en su carrera. Me mostró que hay movimientos en la cancha que uno no conoce, está muy adelantado en lo táctico y en lo conceptual. Nosotros que somos wines nos encontramos en varias situaciones mano a mano por la forma de juego del equipo".

Finalmente, Centurión, a préstamo hasta junio, adelantó que en relación a Racing "pasaron cosas" y rememoró el título que consiguió en el 2014, por lo que cree que ya "no" volvería y su idea es "seguir por otro camino".