La imagen puede contener: una o varias personas

El intendente Gustavo Suárez afirmó que “la semana entrante, voy a tener una reunión con varias instituciones deportivas que me están solicitando a través de los protocolos que ellos mismos están armando y consensuando con la parte del ministerio de deportes de la provincia para ver de qué forma, llámese kempo, pilates o gimnasios privados”, aunque aclaró que es muy difícil poder habilitarlas.

El jefe comunal recordó que “Martes y jueves se habilitó desde las 10 a las 17 todas las franjas etarias de la población, el domingo por ahora se conserva con la misma metodología y las mismas franjas etarias cortadas, como marcó la provincia. Fue un pedido expreso del gobernador, trabajarlo de forma orgánica y que lo consensuáramos con su comité de crisis”.

Al respecto detalló que “Yo tengo todos los lunes la reunión con el comité de crisis local y hemos ido viendo que las alternativas que en su momento se trabajó como es la apertura para toda la obra pública y la obra privada y nos permitió a la vez ordenar ciertos parámetros de la obra privada que no lo teníamos nosotros incorporado por una cuestión lógica de que no siempre se solicitaba al municipio la apertura de una obra, así que hoy esto nos permitió controlarla de otra forma”.

Luego adelantó: “Estamos trabajando la semana entrante, voy a tener una reunión con varias instituciones deportivas que me están solicitando a través de los protocolos que ellos mismos están armando y consensuando con la parte del ministerio de deportes de la provincia para ver de qué forma, llámese kempo-karate, pilates o gimnasios privados, pueden empezar con la actividad física. Se está buscando una herramienta para que estas actividades no sufran lo que vienen padeciendo de lo que es el cerramiento y económicamente están muy perjudicados”.