La imagen puede contener: una persona, texto que dice "Señor Don Ludwig van Beethoven (1770-1827)."Por: Pipo Rossi

El Señor Don Ludwig van Beethoven nació, en Bonn (Sacro Imperio Romano Germánico), el 16 de Diciembre de 1770, “siendo hijo del Señor Don Johann Van Beethoven y la Señora Doña María Magdalena Kaverick”. Más tarde, a los 11 años, publicó su primera composición.

Luego, en 1787, su mecenas, el Conde Ferdinand von Waldstein, le costeó el viaje a Viena (Imperio Austríaco), “donde tuvo un encuentro con el Señor Don Mozart, quien ya conocía su corta carrera” y dijo a los comensales: “Recuerden su nombre, este joven hará hablar al mundo”. Pocos meses después, al fallecer su madre y caer preso su padre, “tuvo que dar clases de piano, para mantener a sus hermanos". Paralelamente, tomó clases de composición con el Señor Joseph Haydn y lírica con el Señor Antonio Salieri.

Posteriormente, para 1792, "se había convertido en el músico y compositor más reconocido". A partir de allí, "comenzó a dejar su sello en la música, desde el fin del período clásico Vienés hasta el principio del Romanticismo musical". Entre sus obras, la "Novena Sinfonía" es considerada "La obra perfecta".

En 1827 su salud empeoró, debido a un envenenamiento por plomo (durante años usaba vasos de ese material), y, el 20 de Marzo, escribió: "estoy seguro de que me iré muy pronto".
Más tarde, el 24 de Marzo, entró en coma y no despertó hasta el 26, “día en que abrió los ojos y a las pocas horas falleció”.

Tres días después, el 29 de Marzo, tuvo lugar su funeral. "Se celebró en la Iglesia de la Santa Trinidad, y en él se interpretó el Réquiem en re menor de Wolfgang Amadeus Mozart". Al mismo, "asistieron más de 20.000 personas, entre las que se encontraba Schubert, gran admirador suyo".
Finalmente, sus restos descansan en el Cementerio Zentralfriedhof de Viena.