La imagen puede contener: una persona, texto que dice "General Don Francisco "Pancho" Ramírez. El Supremo Entrerriano"Por: Pipo Rossi

En 1817 el Director Supremo del Río de la Plata, General Don Juan Martín de Pueyrredón, trató, en lo interno, “de extinguir el federalismo antiguista y evitar que Santa Fe formara parte de las provincias que integraban La Liga de los Pueblos Libres”. Mientras que, en lo exterior, “disimuló la invasión portuguesa a la Banda Oriental, con el propósito de que fuera eliminado el Caudillo Oriental”. Paralelamente, el General Don José Gervasio Artigas, “con el auxilio de Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes, sostuvo la defensa de la soberanía argentina en el ex territorio Charrúa”.

En ese marco, el Director Supremo, General Don Pueyrredón, negó cooperación, aduciendo “que toda la ayuda posible la entregó al Ejército que se preparaba en Mendoza a las órdenes del General Don José Francisco de San Martín”. Pero mientras esto decía, “trató de ganarse la voluntad de los caudillejos entrerrianos, Hereñú, Samaniego y Correa, con el propósito de enviar una fuerza invasora a Entre Ríos”. Luego, logrado esto, lanzó al Coronel Luciano Monte de Oca, “con un ejército bien abastecido de 500 a 600 hombres, para tomar el citado territorio”, con ayuda de los mencionados personajes. Así, el jefe directorial, se presentó como “en misión libertadora del Pueblo”. Su expedición había salido del puerto de Buenos Aires el 15 de Diciembre y, cuando los barcos llegaron a Los Toldos, ya el Comandante Federal Don Francisco “Pancho” Ramírez “tenía neutralizado a Correa y Samaniego”. Posteriormente, el 25 de Diciembre, derrotó al Coronel Monte de Oca en Santa Bárbara, sobre el Arroyo Ceballos (al norte de la Villa de Gualeguay). En esta acción estuvo presente el General Don Estanislao López, “que vino en ayuda del Comandante Don Ramírez, mandado por el Gobernador de Santa Fe, Señor Don Mariano Vera”.

Más tarde, el General Don López “hubo de volver a su Provincia, para defenderla de los ataques de los Pueblos Originarios del Chaco”. Cabe señalar, por último, que Hereñú, por su doblez, “había sido reemplazado en la Comandancia de la Bajada por el Señor Don José Ignacio Vera”.

El Director Supremo, General Don Pueyrredón, herido en su orgullo, reemplazó al “maestro de carretas”, Coronel Montes de Oca, por un jefe acreditado, el Coronel Marcos Balcarce, "para tentar nuevamente la dominación de Entre Ríos". Así, en Enero de 1818, el Coronel Balcarce pasó por Los Toldos y alzó a los derrotados sobrevivientes, entre los que estaba Hereñú, Samaniego y otros. Luego, se dirigió con sus barcos a la Bajada del Paraná, donde el Señor Don Vera había sido reemplazado por el Coronel Don Evaristo Carriego (de tendencia directorial).

El General Don Ramírez voló con su hueste a enfrentar la nueva invasión. Más tarde, mientras los porteños se aproximaban a La Bajada, él llegó, el 20 de Marzo, al Pelado (Departamento Diamante).
Paralelamente, el enemigo, sin dificultad, desembarcó en el citado puerto y salió en busca del General Don Ramírez, trabándose en lucha en el Saucesito, próximo a Paraná, el 25 de Marzo. La derrota sufrida por el Coronel Balcarce fue decisiva. "De sus 2000 hombres, muchos murieron en el campo de batalla, otros en la huida desordenada, ahogándose al caer al río desde las planchadas de embarque, y más de 200 quedaron prisioneros".

La reacción del General Don Ramírez y sus hombres fue tremenda, propia del ataque artero. El Caudillo Entrerriano "resultó herido en un muslo y este episodio nos permitió saber que no tenía tan siquiera un cirujano ya que el Gobernador de Santa Fe, Don Vera, le remitió uno, el día 26, para que lo curase".

En otro orden, las fuerzas victoriosas del Saucesito "se incautaron de todo el equipaje, municiones y 4 cañones de bronce del Ejército Directorial". De inmediato, el General Don Ramírez se dispuso a marchar a Concepción del Uruguay, "en previsión de un ataque de los portugueses".

Finalmente, y tras conocer el contundente triunfo, el Protector de los Pueblos Libres, General Don Artigas, nombró al General Don Ramírez “Comandante General y Jefe del Ejército Federal”.