La imagen puede contener: una personaPor Pipo Rossi

A principios del siglo XX, cuando Colombia se hundía en una contienda entre conservadores y liberales, Estados Unidos alentó la separación de Panamá, que finalmente se concretó en 1903. Así, el 18 de Noviembre, dos semanas después de concretada la independencia, Panamá y Estados Unidos firmaron el “Tratado Hay-Bunau Varilla”, donde Panamá “cedió a los norteamericanos una porción de su territorio”, para facilitar la construcción de un canal “que mejoraría las vías comerciales de América con Asia y Oceanía”. A cambio de esto, “Estados Unidos se comprometió a respetar la independencia de Panamá”.

La concesión era a perpetuidad, es decir hasta que los Estados Unidos “desearan que fuera propio, pero luego se redujo a 100 años”.
Finalmente, el futuro canal quedó “dentro de la jurisdicción penal y policial estadounidense, con la expropiación de tierras previa”.