La imagen puede contener: texto

Por Pipo Rossi

El 15 de Noviembre de 1573, durante el mandato del quinto Adelantado del Río de la Plata Don Juan Ortiz de Zárate y del Gobernador del Paraguay Don Martín Suárez de Toledo, el Señor Don Juan de Garay, guiado por su afán visionario de "abrir puertas a la tierra", fundó la Ciudad de Santa Fe de la Veracruz, “en esta provincia de Calchines y mocoretaes", en las proximidades del antiguo fuerte Caboto. Llegaron con el fundador “algunos españoles y setenta mancebos de la tierra" (criollos y mestizos).

El Señor Don Garay “había preparado la expedición con cuidado, enviando a los ganados por tierra y explorando la costa a bordo de un bergantín hasta que encontró el sitio propicio, en el actual Cayastá (Santa Fe)”. Allí, el fundador “designó al primer Cabildo, repartió los solares urbanos, las chacras de cultivo y los pocos pueblos originarios mansos de los alrededores”. La modesta ciudad, rodeada de tapias, “estaba edificada en tierra fértil, sobre la barranca del Río Paraná”.

Hoy pueden visitarse sus ruinas, a 90 kilómetros de la actual Santa Fe, “pues mudó su emplazamiento a mediado del siglo XVII, buscando un lugar más conveniente desde el punto de vista económico, estratégico y de seguridad”.

Más tarde, las ruinas de la primitiva Santa Fe fueron descubiertas por el lúcido Historiador e investigador Don Agustín Zapata Gollán (1895-1986), “que inició las excavaciones en la zona”.

Por último, hay que tener en cuenta que a partir de la primitiva Santa Fe de la Veracruz “se llevaron a cabo los primeros repartimientos de tierras que comprenden el actual territorio de Entre Ríos, iniciando su ocupación en nombre del Imperio Español”.