El mediocampista millonario comenzó a trabajar con el plantel y se prepara con vista al partido revancha de la final de la Libertadores, del 24 de noviembre en el Monumental.

El mediocampista Leonardo Ponzio, capitán de River, recibió hoy el alta médica por el desgarro que lo marginó del partido de ida por la final de la Copa Libertadores ante Boca en La Bombonera y se prepara para jugar la revancha el sábado 24, en el estadio Monumental.

Ponzio, que sufrió un desgarro grado 1 en el bíceps femoral derecho durante el encuentro de semifinales ante Gremio en Brasil (fue el 30 de octubre pasado y jugó apenas 23 minutos), intensifica ahora su recuperación para no perderse la segunda final superclásica.

El mediocampista, que jugó 18 superclásicos oficiales y disputará su serie final número 12, estuvo en todas las finales de la era de Marcelo Gallardo como entrenador de River y fue clave en los partidos mano a mano frente a Boca.

Durante esta jornada Ponzio logró trabajar a la par del resto durante el entrenamiento del plantel "Millonario" en el River Camp de Ezeiza. Incluso el domingo último, "Leo" quiso probar para no perderse la primera final, que finalmente terminó 2-2, pero Gallardo prefirió cuidarlo.

Por su parte, el delantero Ignacio Scocco realizó tareas diferenciadas nuevamente por una sobrecarga muscular en el gemelo derecho, lesión que tampoco le permitió estar en el primer Superclásico de la definición histórica de la Libertadores 2018.

Scocco se lesionó durante el encuentro por la Superliga ante Estudiantes de La Plata, el 3 de noviembre, y se resintió en la previa a la ida "copera". Hay que ver si "Nacho" se recupera para jugar el sábado 24 en el Monumental, teniendo en cuenta que el colombiano Rafael Santos Borré fue amonestado en la primera final y no podrá jugar.

La actividad del equipo en Ezeiza hoy fue meramente física, con pasadas y resistencia aeróbica y algunas rutinas de gimnasia.