Según medios franceses, la casa madre del fútbol europeo (UEFA) revisa hasta el más mínimo detalle de las llegadas de Neymar y Mbappé al club parisino. Esto lo puede complicar y una sanción fuerte sería dejarlo eliminado de la actual edición de Champions.

El constante crecimiento del último tiempo producto de las desmesuradas inversiones realizadas por la dirigencia de PSG podría arrojar sus primeras consecuencias adversas si es que la UEFA confirma su decisión de eliminar al club parisino de la Champions League, tal como informa el diario local L'equipe.

Acorde a lo consignado por dicho medio, la misma institución que colmó su plantilla de grandes estrellas con el fin de levantar la orejona por primera vez en su historia podría quedar afuera del torneo por incumplir las reglas del fair play financiero. Por dicha razón, investigan de forma minuciosa el valor de los patrocinios y la contabilidad de los fichajes de Neymar (FC Barcelona) y Mbappé (Mónaco).

Paris Saint Germain ya ha evitado sanciones en ocasiones previas, cuando sorteó las penas luego de que se conociera que su déficit superaba los 30 millones de euros permitidos por la FIFA. Tras una revisión de sus arcas por el patrocinio de QTA (Qatar Tourism Authority), el organismo reveló que los números rojos del club alcanzaban los 84 millones. En ese contexto y considerando la reincidencia tras el castigo ya sufrido en 2014, la UEFA seguirá investigando sus libros contables con el fin de aclarar la situación y definir si deben, o no, ser expulsados del certamen.

Entre la amortización de los traspasos de Neymar y Mbappé y el salario de cada uno, el PSG está obligado a buscar 150 millones de ingresos anuales para equilibrar sus cuentas.