El presidente de River criticó a la Conmebol por haber tratado al entrenador "casi como si fuera un delincuente", en relación con la prohibición al DT de ingresar al estadio de Boca el sábado, en el partido de ida de la final de la Copa Libertadores.

"Está en el reglamento pero debe ser modificado, llegaron a un extremo", sostuvo el presidente riverplatense, quien consideró que "nuestra Constitución Nacional establece que una persona puede transitar libremente por donde quiera y puede ir a un campo de juego a ver un partido de fútbol".

"¿Cuándo aparece el derecho de admisión? Cuando alguien es un delincuente o cuando puede provocar una situación que no brinde seguridad", expresó D'Onofrio. El dirigente reconoció que Gallardo "incumplió un reglamento y debe ser sancionado, pero no llegar a este extremo en el que casi es tratado como un delincuente".

"River hizo una presentación en la Conmebol por el tema Gallardo", indicó el dirigente, quien añadió que "junto con (el presidente de Boca, Daniel) Angelici se le pidió a Claudio Tapia que -como representante de la AFA- pida un cambio de reglamento sobre estas cuestiones".

La sanción que recibió el entrenador "millonario" comprende cuatro partidos sin poder dirigir, incluso para el primero de ellos se le prohibió entrar a la Bombonera, por haber dado indicaciones a sus jugadores y haber ingresado al vestuario durante el entretiempo del partido revancha de las semifinales ante el Gremio, en Brasil.

"Gallardo no trató mal a nadie, no tuvo problemas con un árbitro, es exagerado que no pueda ir al estadio. Hay que aceptar la suspensión pero el reglamento se debe cambiar", concluyó D'Onofrio.